La primera relación sexual sin anticonceptivo multiplica por seis el riesgo de embarazo