Raúl Castro pide la desaparición de la OEA pero tira "puente" a Estados Unidos

Hoy, en Venezuela, el presidente de Cuba señaló que el diálogo con Estados Unidos "debe ser en igualdad de condiciones". "Sin la más mínima sombra sobre nuestra soberanía y sin la más mínima violación al derecho a la autodeterminación del pueblo cubano", añadió el gobernante.
También se permitió un toque irónico remedando la acusación que se hace a Cuba de tener un sistema de partido único y dijo que en Estados Unidos "hay un solo partido", pero con un sistema "bien engrasado".
Castro abordó esos puntos luego de hacer un resumen histórico del "vergonzoso" historial de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde que fue fundada en 1948.
Castro dijo en ese sentido que Cuba no tiene interés en regresar a esa organización porque debe desaparecer.
La cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que se celebra en Cumaná, en el este venezolano, cuenta con la asistencia de líderes de Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Paraguay, San Vicente y las Granadinas y Venezuela, que respaldaron en bloque a Cuba.

Fidel Castro escribió esta semana que Cuba no pedirá "de rodillas" su ingreso a la "infame" y "vetusta" OEA. Raúl Castro informó en la cumbre del ALBA de la posición de Cuba sobre la decisión de Obama de levantar algunas restricciones a los viajes y envíos de remesas a la isla. Castro hizo esas declaraciones a su llegada a Cumaná, a 400 kilómetros al este de Caracas, donde tendrá lugar la Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

A la cita asisten los presidentes de los países del ALBA (Venezuela, Bolivia, Cuba, Nicaragua, Dominica y Honduras), y Ecuador y Paraguay como invitados, según la información oficial, aunque a Cumaná también han llegado los primeros ministros de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves, y de Dominica, Roosevelt Skerrit.

Castro fue recibido de forma fraterna por el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien al igual que su colega cubano vestía traje militar verde oliva, y ambos mantuvieron una distendida conversación junto al primer ministro de Gonsalves.

La Organización de Estados Americanos (OEA) expulsó a Cuba en 1962, recordó Chávez, a lo que Castro añadió, parafraseando al prócer cubano José Martí: "primero se unirá el Mar del Norte con el Mar del Sur y nacerá una serpiente de un huevo de águila" antes de que la isla pida su reingreso al organismo hemisférico.

"Vean la OEA... (es) interminable la lista de todo lo que nos hicieron y pretenden seguir haciendo con otros", argumentó el presidente de Cuba y hermano del líder de la revolución, Fidel Castro.

Sobre el secretario general del organismo, el chileno José Miguel Insulza, Castro añadió que ya su hermano y antecesor "le ha contestado en una reflexión", como titula sus artículos de prensa.

El presidente cubano agregó que en el avión que lo trasladó de su país a Venezuela leyó un artículo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, publicado hoy en varios diarios del continente, y se limitó a lamentar: "seguimos con lo mismo", pero "vamos a seguir luchando, aunque los tiempos han cambiado".

Por su parte, Chávez confirmó que su Gobierno vetará la declaración final de la Cumbre de las Américas que se celebrará este fin de semana en Puerto España.

"Esa declaración Venezuela (la) veta ahora mismo. Nosotros, junto con otros países, decimos que no estamos de acuerdo con esa declaración", declaró el jefe de Estado a los periodistas.

La declaración es "muy parecida a la de Canadá, a la que nosotros nos opusimos", se limitó a reseñar en alusión a la cumbre de Québec de 2001, que abogó por la creación del Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) impulsada por Estados Unidos.

Según versiones procedentes de Trinidad y Tobago, Venezuela y otros países de la ALBA, instancia creada en contraposición al ALCA, se oponen a que en la declaración de Puerto España se destaque el papel de la OEA, de la que Cuba no forma parte.

"De la Cumbre de las Américas no tenemos grandes expectativas; hay una declaración que es difícil de asimilar", debido a que "está totalmente descolocada en el tiempo y en el espacio, como si el tiempo no hubiera pasado", señaló Chávez a los periodistas, sin más detalles.

En la cumbre de Cumaná se prevé que los participantes fijen posiciones comunes de cara a la Cumbre de las Américas.

Los gobernantes, con excepción de Raúl Castro, cuyo país no participa en la Cumbre de las Américas, tienen previsto viajar desde Cumaná a la próxima Trinidad y Tobago para asistir a la cita hemisférica. EFE

Categoria: