China amenaza con tomar medidas y Japón propone diálogo para resolver la crisis

China ha suspendido desde el domingo los contactos a alto nivel con las autoridades japonesas en señal de protesta por la detención del capitán del pesquero chino. Su barco colisionó el 7 de septiembre con dos patrulleras niponas cerca de los islotes del mar de China oriental llamados Senkaku en japonés y Diaoyu en chino. Esos islotes deshabitados y controlados de hecho por Tokio son reivindicados por Japón, China y Taiwán.

Japón insistió en que la soberanía de estos islotes no está sujeta a diálogo. "Las islas Senkaku forman parte del territorio japonés, no hay cuestión territorial" al respecto, subrayó el ministro japonés de Asuntos Exteriores, Seiji Maehara, en una entrevista con la prensa nipona en Nueva York difundida por la televisión pública NHK.

"Cuando sucede algo, lo tratamos de conformidad con las leyes de nuestro país", añadió a propósito de la detención del capitán del pesquero chino. Recién nombrado por el primer ministro de centroizquierda Naoto Kan, Maehara acompaña a éste a Nueva York para participar, a partir del jueves, en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"Estamos tratando este tema con la cabeza fría, ni más ni menos", recalcó Maehara. "Si existe la posibilidad, me gustaría explicar la posición japonesa a China", agregó, y precisó que no está prevista ninguna cita.

Pekín advirtió este martes que la atmósfera entre China y Japón "no es propicia" para un encuentro de sus primeros ministros en Nueva York, un tipo de entrevista bilateral que se suele mantener al margen de la Asamblea General anual de la ONU.

Acerca de la posibilidad, pese a todo, de un encuentro en Estados Unidos, el portavoz del Gobierno japonés, Yoshito Sengoku, estimó que se trata de "una opción posible". "Debemos ver también si no existen otras vías, lo más rápido posible", añadió. AFP

Categoria: