Jack Nicholson se divierte en la Riviera francesa exhibiendo su notable sobrepeso