Qué ingredientes necesitamos para hacer un Roscón de Reyes

Ingredientes que necesitamos para hacer la masa del Roscón de Reyes

De los ingredientes que necesitamos para hacer la masa del Roscón de Reyes seguramente los más controvertidos sean la harina, la levadura y el agua de azahar.

Harina de fuerza. Vamos a necesitar harina de fuerza porque la masa del roscón de reyes es una masa de bollería que lleva mucho trabajo y además está enriquecida con grasas y azúcar lo que hace que la levadura tarde más en hacer su trabajo. Al utilizar la harina de fuerza conseguimos que ese trabajo lento de la levadura sea posible. Sobre dónde comprar la harina de fuerza, creo que hoy en día no tendréis problemas, en todos los hipermercados la tenéis y además en algunos supermercados la están trayendo ya.

Levadura de panadería instantánea. ¿Por qué utilizar levadura de panadería instantánea y no la fresca? Muy sencillo, con este tipo de levadura estaremos seguros de que siempre trabajará de la misma forma. Por el contrario, la fresca, necesita unas condiciones especiales, que siempre esté igual de fresca, necesita que la diluyamos primero en agua. Y con la otra podemos saltarnos este paso y añadirle directamente a la harina.

Agua de azahar. Hace unos años era un poco complicado encontrar el agua de azahar. Pero lo mismo que con la harina, hoy en dia se puede encontrar en casi cualquier supermercado. Solo es cuestión de buscarla un poco. Y es un ingrediente indispensable porque es la que le da el sabor característico al roscón.

Los otros ingredientes que necesitamos son azúcar, huevo, leche, agua, sal, ralladura de limón y naranja, ron negro y mantequilla. Pero sobre estos espero que no haya dudas.

Para decorar el Roscón de Reyes

El tema de la decoración de un Roscón de Reyes es algo muy personal. Y como estamos haciendo el Roscón en casa, digamos que podemos adaptarlo a nuestros gustos. En casa, por ejemplo, hago uno con azúcar en granillo (hecho en casa) y frutas escarchadas o confitadas y otro con el mismo tipo de azúcar y con almendra. Es cuestión de gustos. Pero veamos que podemos ponerle.

Azúcar en granillo, elaboración casera. Para hacer el azúcar que lleva el roscón no necesitamos muchos conocimientos. Solo hay que humedecer, que no mojar, el azúcar. De esa forma conseguimos que el azúcar se pegue y después en el horno, con el calor, se seque y quede con esa forma de granos más gordos.

Almendra, en granillo o fileteada. Lo mismo da la una que la otra, como si no la ponéis. Hay alérgicos y personas a las que no le gusta. Yo prefiero almendra en granillo, además no se suele quemar en el horno como la fileteada. Ya sabéis que la almendra quemada da sabor de amargor.

Frutas confitada o escarchada. No me gusta nada. De hecho conozco a poca gente que se la coma. Pero, la verdad es que da un toque de color al roscón que se hace muy necesario. Además, nos puede servir para delimitar las porciones del roscón.

Para rellenar el Roscón de Reyes

Sobre los rellenos de los roscones también se podría hacer un doctorado. Hoy en día los hay de mil clases, pero los clásicos siempre han sido de nata o de trufa. Bueno, mal llamada trufa. Personalmente los prefiero sin rellenar. Además de las sorpresas del roscón y el haba.

Tradicionalmente en el roscón había que poner una moneda y un haba. Si te tocaba la moneda te convertías en el Rey del Roscón y ese día era tu día. Y el haba, por el contrario, hacía que tuvieses que pagar el precio de los roscones. Esto en algunos sitios se sigue cumpliendo, en otros se han sustituido por una figurita, que siempre le suele tocar al mismo afortunado.

Relleno de nata montada. Para hacer nata montada lo único que necesitaremos será nata con un mínimo de 35 % de materia grasa y azúcar. Como un 10% de azúcar en relación a la nata. Batimos hasta que lo tengamos montado y después con una manga pastelera y boquilla rizada ponemos la nata.

Relleno de trufa. Este relleno es el mismo que la nata. La diferencia es que le añadiremos una cucharada o dos de cacao en polvo.

Hoy en día podemos encontrar roscones muy originales que mezclan colores, sabores, aromas con diferentes rellenos. Los de aquí son los tradicionales, para despejar dudas sobre qué ingredientes se necesitan para hacer un roscón de reyes.

En mí casa se suele comer el Roscón de Reyes desde mediados del mes de diciembre (sé que hay casas donde se come todo el año). No es que estemos todos los días pero sí que nos gusta empezar a degustar este característico bollo del día de Reyes. Desde hace un par de años soy yo quien lo suelo hacer. Eso sí, siempre que tengo tiempo porque es muy laborioso.

Hoy quería traeros mi receta de Roscón de Reyes, sobretodo para que os animéis una tarde a prepararlo. Es la mejor forma de tener un Roscón al gusto, con más o menos fruta escarchada (o con nada), relleno o no de nata montada o trufa, etc.

Ingredientes para un Roscón de Reyes de 1/2 kilo.

Para la masa necesitaremos 260 gr de harina, 60 gr de azúcar, 1 huevo, 1/4 dl de leche tibia, 1/4 dl de agua, una pizca de sal, 1/4 ralladura de limón (se entiende de 1 limón), 1/4 ralladura de naranja, 1 cucharadita de agua de azahar, 1 cucharadita de ron negro (opcional), 20 gr de levadura prensada (yo he utilizado 10 gr de levadura granulada deshidratada) y 60 gr de mantequilla en pomada suave.

Para la decoración necesitaremos 1 huevo y 20 ml de nata, 50 gr de granillo de almendra o almendra fileteada, 50 gr de fruta escarchada, 50 gr de azúcar o granillo de azúcar y una sorpresa (un haba y un regalito).

Elaboración.

Empezamos tamizando la harina y formamos dos volcanes, uno más pequeño con la cuarta parte de la harina (50 gr), y el otro mayor con el resto (200 gr, dejamos 10 gr a parte).

En el más pequeño colocamos la levadura y el agua tibia, amasamos formando una bola que dejaremos fermentar hasta que doble el tamaño (si le damos calor que no pase de 50 ºC ya que la levadura dejaría de actuar, lo ideal son 33 ºC).

En el volcán mayor se mezclan el resto de los ingredientes, excepto la mantequilla, amasamos fuertemente todos los ingredientes hasta que estén bien incorporados. Entonces añadimos la masa de la levadura y la mantequilla en pomada poco a poco. Amasamos, debemos obtener una masa muy elástica y que no se pegue (sí hace falta añadir los 10 gr de harina restantes).

Dejamos reposar esta masa y fermentar hasta que doble el tamaño. Podemos realizar esta operación dos veces aunque no es imprescindible. Trabajamos la masa de nuevo hasta que expulse el aire.

Damos forma de bola a la masa, dejamos reposar un par de minutos y entonces introducimos el dedo índice en el centro de la bola, para después con las manos darle forma de roscón de unos 20-25 cm de diámetro. Es el momento de introducir la sorpresa y colocamos el roscón en una bandeja con papel sulfurizado. Lo aplastamos ligeramente y dejamos que fermente de nuevo hasta que doble el volumen.

Pintamos el roscón con el batido de 1 huevo y la nata. Hacemos el granillo de azúcar humedeciéndola ligeramente. Colocamos la almendra y el granillo. Si os gusta la fruta escarchada la colocamos procurando poner de todos los colores. En mi casa no gusta a nadie y hago el roscón prescindiendo de este elemento.

Cocemos el Roscón de Reyes en horno precalentado a 200 ºC durante uno 10-12 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y y separamos del papel cuando este frío, si no se puede romper.

Tiempo de elaboración | 40 minutos. Con tiempos de fermentación puede llegar a las 4 horas (dependiendo de muchos factores como pueden ser la temperatura, la harina, la levadura, etc.)

Dificultad | Difícil.

Degustación.

Con la receta de Roscón de Reyes se pueden preparar dos roscones de 1/4 kilo. Una forma ideal para cuando en una casa haya personas que les gusten de forma diferente los roscones.

Lo mejor es acompañar el roscón con un vaso de chocolate caliente y, eso sí, siempre comerlo en familia.

Fuente: Directoalapaladar

EA

Categoria: