3 Razones para no abusar de la sal en tus comidas

El exceso de sodio en tu sistema hace que el cuerpo retenga agua. Esto pone una carga adicional en tu corazón y los vasos sanguíneos. En algunas personas, esto puede provocar o aumentar la presión arterial.

Por eso, disminuir la cantidad de sodio en tu dieta puede ayudarte a bajar o evitar la presión arterial alta. Las personas con presión arterial alta tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón o sufrir un accidente cerebrovascular.

La mayoría las personas consumen demasiado sodio, a menudo sin saberlo. Una cucharadita de sal contiene alrededor de 2.300 mg de sodio, mientras que tu cuerpo sólo necesita 200 mg de sodio por día.

3 grandes razones para disminuir el consumo de sal

1 Aumenta la sed

La sal puede darte sed de bebidas con alto contenido calórico. La investigación realizada por Graham MacGregor, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad de St. George de Londres (Reino Unido) ha demostrado que los niños que reducen a la mitad el consumo de sal, beben dos bebidas azucaradas menos por semana, eliminando más de 230 calorías de su dieta. "El mismo efecto se observa en los adultos", dice.

2 Aumenta la presión arterial

La sal hace que los riñones retengan líquidos, y esto aumenta la presión sanguínea en las arterias. Un estudio del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EE.UU., encontró que el cambio de una típica dieta alta en sal a una baja en sal podría bajar la presión arterial de una persona tanto como tomar medicamentos prescritos.

3 Debilita los huesos

El exceso de sodio también puede debilitar los huesos. "Una dieta alta en sal aumenta las pérdidas urinarias de calcio", dice Caryl Nowson, profesor de ciencias del ejercicio y la nutrición de la Universidad Deakin en Australia. Cuando desechas demasiado calcio, nuestra absorción intestinal de calcio aumenta, y nuestros cuerpos lo compensan tomando calcio de nuestros huesos.

Cómo cocinar con menos sal y más sabor

Para evitar el consumo excesivo de sal, te damos algunas ideas:

Cocina los alimentos sin sal.

Utiliza hierbas y especias para añadir sabor a los alimentos. Las hierbas frescas proporcionan más sabor que las hierbas secas.

Prefiere las carnes frescas magras, el pollo sin piel, el pescado, las claras de huevo y el atún enlatado en agua.

Elige frutos secos sin sal y bajos en sodio, y alimentos enlatados sin sal agregada.

Utiliza productos elaborados sin sal añadida, como el caldo y las sobas bajas en sodio, sin sal y sin grasas.

Enjuaga las verduras, frijoles y mariscos enlatados para reducir la sal.

Rocía los alimentos con vinagre o jugo de cítricos en los alimentos justo antes de comer. El vinagre va muy bien con verduras como la espinaca.

Fuente: El Gran Chef

AJV

Tags: 
Categoria: