¿Qué tan difícil es borrar un tatuaje del cuerpo?

Si va a hacerse un tatuaje tenga en cuenta que, según un estudio realizado en Italia, los tatuajes que usan tinta amarilla o azul y los más antiguos y grandes, serían los más difíciles de eliminar a diferencia de los practicados con el láser tradicional.

Según el trabajo hasta los tatuajes pequeños con tinta negra demoran varios años en desaparecer.

Menos de la mitad de 352 personas que se querían borrar un tatuaje con un láser por conmutación Q logró su objetivo con 10 sesiones y tres cuartos lo hizo después de 15 sesiones.

Los fumadores y quienes realizaron el tratamiento con menos de dos meses de intervalo fueron los que menos suerte tuvieron para borrarse los tatuajes.

La mitad de los jóvenes que se realiza un tatuaje opta por eliminarlo. Para eso se utilizan pulsos de láser para quebrar la tinta. Luego, las células inmunológicas eliminan esas partículas.

El equipo del doctor Luigi Naldi, del Centro de Estudios GISED de Bérgamo, Italia, explicó que la reacción del láser con los pigmentos haría que las tintas amarillas y azules cambien de color, pero que no desaparezcan con el tratamiento.

Aseguró que no es una novedad y dijo que las personas con tatuajes coloridos "deberían saber que borrarlos es más difícil y sin los resultados esperados".

El tabaquismo y su efecto en el sistema inmunológico, según comentó Naldi. "Altera la función de las células encargadas de eliminar el material (tinta) sobrante" después que lo rompe el láser.

Fuente: Derf

EA

Tags: 
Categoria: