#18O Día Mundial de la Menopausia

#18O Día Mundial de la Menopausia

Se trata de la etapa en la que finaliza la fase reproductiva de la mujer y en la que se producen importantes cambios físicos, orgánicos y emocionales, que comienzan a manifestarse aproximadamente entre los 45 y 50 años. Esta fecha busca concientizar que se trata de una época cuyas molestias son intensas pero no permanentes

Durante la menopausia, las mujeres experimentan una disminución en la producción de hormonas que afectan a la vagina. Debido a eso, se tienen dificultades de lubricación que deriva en dolor en el coito. Otras consecuencias son que se padece incontinencia urinaria de esfuerzo, urgencia miccional (deseo irrefrenable de ir al baño), picazón, ardor, quemazón e infecciones urinarias.

Para calmar todos estos síntomas existe una terapia con láser endovaginal de Co2 fraccionado llamado Femilift. Se trata de un procedimiento láser intra-vaginal, no invasivo que utiliza un láser de CO2 para calentar los tejidos de la vagina a nivel superficial, estimulando la producción de colágeno y elastina, lo que resulta en rejuvenecimiento vaginal.

“El parto, las episiotomías, los cambios hormonales, el sobrepeso y el paso de los años contribuyen a la pérdida de fuerza del tejido vaginal, lo que conduce la relajación de los músculos de la vagina y de las estructuras adyacentes tales como la uretra. El láser FemiLift, que fue diseñado especialmente para resolver estos problemas. Este calor estimula la producción de colágeno y elastina mejorando la vascularización, la lubricación y el tensado vaginal”, explicó la dermatóloga Laura Alfie (MN: 56037) en diálogo con CONBIENESTAR.

El tratamiento se hace en tres sesiones, una por mes, de forma ambulatoria y sin dolor. “Está contraindicado para la mujer que tiene prolapso, alguna infección como HPV o alguna afectación que tienen que tratar previamente. Después para todas las mujeres que están sanas, perfectamente pueden hacerlo”, indicó la dermatóloga.

Hay mujeres menopáusicas que no se animan a tener relaciones por miedo a experimentar dolor durante el coito. Con esta terapia la respuesta sexual mejora así como la orgásmica. “Las pacientes se sienten mejor, recuperan su autoestima, se sienten más felices, se animan a más”, valoró Alfie.

Este tratamiento también está enfocado a pacientes con cáncer de mama que no pueden recibir hormonas porque tiene una menopausia médicamente inducida. Por otro lado, sirve para el tensado vaginal posparto en mujeres que han tenido varios hijos y pierden sensibilidad por falta de fricción.

Fuente: Notife

OS

Categoria: