5 Lecciones que aprendemos de los malos momentos

5 Lecciones que aprendemos de los malos momentos

Desgraciadamente, muchas personas tienen que atravesar momentos duros a lo largo de su vida. Situaciones que nunca hubieran imaginado pero que un día llegan a la puerta de casa, la aporrean y no queda más remedio que abrir y luchar contra ellas. Pero, como dice el refrán, no hay mal que por bien no venga y de todos esos malos momentos se pueden extraer lecciones como las que reunimos aquí.

Nos quejamos demasiado

Cuando tenemos delante de nosotros un verdadero problema, especialmente de salud, todo aquello de lo que antes hacíamos un mundo se empequeñece mostrándonos cómo las cosas no eran para tanto. Después de la adversidad, se magnifican mucho menos las situaciones.

Según cómo lo mires, así serán las cosas

Si miramos las cosas desde el derrotismo y el pesimismo, no veremos nada mejorar, nos costará más avanzar hacia la solución y en cambio avanzaremos rápido hacia el fondo del pozo. Tener una actitud positiva ante la adversidad es importante para salir adelante.

Lo que no puedes cambiar, te hace evolucionar

Las situaciones difíciles no siempre se pueden solucionar rápidamente o, simplemente, no tienen una solución definitiva, pero de todo se aprende. Todo lo que aprendamos mientras recorremos un camino lleno de piedras nos servirá para no caernos fácilmente en el futuro.

Lo más importante no es siempre lo que pensabas

Cuando llegan las situaciones difíciles muchas veces llega también el momento de abrir los ojos, de llevarse decepciones o de descubrir que podemos ser felices con mucho menos. En los malos momentos muchas cosas se reducen pero adquieren mayor calidad, como son por ejemplo las amistades.

Desde el fondo se puede coger impulso

Una vez que la situación es tan insostenible que te hace tocar fondo, has de saber que queda aún una gran posibilidad: coger impulso y volver a la superficie. Quizá no subas a la superficie rápidamente, pero si la actitud es positiva, el impulso será lo suficientemente fuerte.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Forbes

PS

Categoria: