5 señales claras que indican que caes mal en tu trabajo

5 señales claras que indican que caes mal en tu trabajo

La relación que tengas con tus compañeros de trabajo determina el futuro que tienes en dicha empresa. Sin duda, mantener un trato laboral grato es primordial, puesto que tienes que sentirte plena para mantener una motivación y un rendimiento adecuados en tus labores. ¿Cómo saber cuando mi personalidad les choca a mis compañeros de oficina?

No eres -ni nadie lo es- moneda de oro para caerles bien a todos, y por eso existen ciertas actitudes que puedes notar cuando no eres bien recibida en la oficina.

1. No hay tiempo para mirarte a los ojos

Hace unos años cuando trabajaba para un medio de comunicación deportivo tuve un jefe —que era muy machista—que siempre que me acercaba a su escritorio para conversar sobre mi trabajo semanal nunca tenía el respeto de mirarme a los ojos. Sus responsabilidades eran tan “urgentes” que no tenía tiempo para dejar su computadora y ofrecerme sus comentarios. Lo curioso de todo es que solo con él me sucedía. Mis compañeros y mis otros jefes se comportaban atentos y dispuestos. ¿Te sucede con alguien en la oficina?

Según explicó Alicia Martos, psicóloga, al portal El País, el ser humano posee un reflejo automático de orientación, por lo que cuando es estimulado por un ruido, lo natural es interesarse en ese estímulo.

“No apartar la mirada de la pantalla de la computadora es un acto consciente que evidencia que no quiere hablar contigo”, aseguró.

2. No se ríen contigo

La oficina se vuelve tu segunda casa. Incluso suele pasar que es el sitio donde permaneces más tiempo durante todo el año y es muy normal que en su convivencia entre compañeros se hagan bromas diariamente. Sin embargo, si hay circunstancias en las que todos se ríen y no te incluyen en sus carcajadas, es porque algo sucede.

A nadie le gusta ser el pato de la fiesta siempre, pero tampoco ser ignorada. Mantener buen ánimo durante la jornada laboral evita que el estrés se acumule.

“La calidad del ambiente de trabajo impacta directamente en el compromiso y motivación del colaborador. Un ambiente en el que falta humor y buenas relaciones eleva el riesgo de enfermedades originadas por el estrés”, explicó Mónica Esteves, especialista en recursos humanos, al sitio destinonegocio.com

Incluso pon atención, si justo cuando todos ríen sin parar y por casualidad entras a la oficina todos guardan silencio, es porque no quieren que formes parte de esa animada conversación. O no descartes que ese motivo cómico seas tú.

3. Evita el contacto contigo

Si tu compañero(a) de trabajo corre al ascensor apenas se da cuenta de que vas saliendo o entra en cualquier sitio para evitar el contacto, significa que no quiere compartir ese mismo espacio. Si estás cansada o te molesta, enfrenta a esa persona con valentía y pídele que te explique si en algún momento le faltaste el respeto o hiciste algo que la molestó. ¡No te dejes!

4. No te incluyen en los grupos sociales

En la familia, amigos, excompañeros de secundarias y hasta trabajo existen grupos en WhatsApp, así que deberías ser parte. Si continuamente escuchas alusiones a mensajes, pero no sabes de qué se está hablando, es porque no te incluyeron. ¡Es una triste, pero cruel realidad!

5. La jornada de tus compañeros es hasta tarde

El reloj marcó la hora de salida y tus compañeros prefieren quedarse “horas extra”. ¡Mentira! Están esperando que vayas bien lejos para salir a un bar a bailar y comer algo. Lo sabrás porque en sus redes sociales cuelgan fotos que evidencian que la pasan muy bien sin tu presencia.

Fuente: Siempre Mujer

PS

Categoria: