Skip to main content
7 síntomas que podrían alertar a una persona de haber tenido Covid-19

7 síntomas que podrían alertar a una persona de haber tenido Covid-19

Una de las características distintivas del virus SARS-CoV-2 es que infecta a un gran porcentaje de personas que cursan la enfermedad de forma asintomática. Muchos se preguntan si tuvieron en algún momento coronavirus, y una conjunción de síntomas de las denominadas secuelas pueden advertirnos que fuimos portadores de la afección.

A pesar de que existe un test específico para determinar si una persona cuenta en ese momento con anticuerpos (IgG e IgM), se trata de una prueba de laboratorio bastante costosa, que no baja, en la Argentina, de los $2.500. Hoy, a poco más de un año de los primeros casos documentados en el país, sabemos que existen efectos a mediano y largo plazo que el COVID-19 puede causar tanto en aquellos que tuvieron síntomas en la fase aguda como en los que no manifestaron ninguno de ellos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), al día de hoy, los síntomas más habituales, son fiebre, tos seca, cansancio. Mientras menos comunes son: las molestias y dolores corporales, dolor de garganta, diarrea, conjuntivitis, dolor de cabeza, pérdida repentina del olfato y el gusto y/o erupciones cutáneas o pérdida de la coloración de los dedos de las manos o de los pies. Entre los más graves, resaltan la dificultad para respirar o sufrir una sensación de falta de aire, dolor o presión en el pecho y la incapacidad para hablar o moverse.

 

En diálogo con Infobae, el epidemiólogo Hugo Pizzi explicó: “ Entre los asintomáticos hay un 30% que quedan con cronicidad Covid-19.. De ese 30% hay un porcentaje que le afecta el corazón fundamentalmente con arritmia, a nivel cerebral con irritabilidad e insomnio y a nivel pulmonar quedan pequeñas zonas de fibrosis, que no vuelve a ser el mismo órgano”.

“Esto se manifiesta fundamentalmente con un cansancio marcado, e incide en la actividad física que habían tenido previamente.  Conozco muchos casos de personas que realizaban ejercicio físico y deportes de manera habitual, tuvieron la enfermedad hace seis meses y ahora no pueden subir escaleras, presentan astenias-debilidad o fatiga general muy marcadas, les cambió la vida completamente”, precisó. Y advirtió: “Ni los sintomáticos ni los asintomáticos pueden, muchas veces, evitar las secuelas por COVID-19”. Infobae (Foto: Pixabay) Informe21/LJ