9 remedios naturales para curar las várices

Existen muchas maneras para tratar de prevenir y eliminar las várices y las venitas de arañas (spider veins), ese indeseable enemigo de la salud y la estética que nos tortura sobre todo a las mujeres. Entre las cosas que puedes hacer están desde cambios en tu rutina y en tu estilo de vida hasta procedimientos quirúrgicos, tratamientos químicos intravenosos o, incluso, con frecuencias de radio, láser y rayos de luz. El Dr. Luis Navarro, director médico del Vein Treatment Center, en la ciudad de Nueva York, nos ha comentado en ocasiones anteriores lo importante que es correr, nadar, montar bicicleta o incluso hasta caminar para fortalecer los músculos de las piernas, pues estos ayudan a impulsar la sangre hasta el corazón, lo que contribuye a evitar que aparezcan las desagradables várices. También ha recalcado que debemos cambiar de posición si llevamos mucho rato sentadas o de pie, para que no nos salgan o no se empeoren si es que ya las tenemos.

Pero también existen simples remedios caseros que te pueden ayudar a ponerles freno a las varices. Atenta a los consejos que te damos aquí en Siempre Mujer para que puedas lucir unas piernas hermosas antes de que bajen las temperaturas.

Agua fría

Aplicar agua fría ayuda a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos al mejorar la circulación.

Vinagre de manzana

Aplicar el vinagre en la zona de las várices tonifica y relaja los músculos, por eso ayuda a prevenir o eliminar la venitas de araña.

Frutas

No, no se trata de aplicarlas en el área afectada, sino de consumirlas. Sobre todos las frutas ricas en antioxidantes, como los cítricos, las uvas, las frambuesas, moras y otras frutillas, que contribuyen a mejorar la circulación.

Aguacate

Esta vez sí: además de comerlo, se recomienda aplicar una mezcla de aceite de rosa mosqueta con aguacate sobre las várices. Se unta mediante masajes circulares y se deja durante unos quince minutos. Después se enjuaga.

Vitamina K

Esta vitamina protege y fortalece los vasos sanguíneos. Pero no corras a comprar pastillas de suplementos: el pescado, las verduras de hojas verde oscuro y otros alimentos naturales son la mejor fuente de vitamina K.

Picante

En moderación, el picante no solo le puede dar vida a cualquier plato y acelerar el metabolismo, sino también combatir las venas varicosas. Añade ajo, jengibre y pimienta de Cayena a tus recetas para descomponer la fibrina, una proteína que contribuye a la formación de varices.

Otros remedios

Controla el consumo de alcohol y elimina el hábito de fumar. Ambos afectan la circulación y muchos otros aspectos de la salud. Varios estudios han demostrado que los fumadores son más propensos a sufrir de venas varicosas, mientras el alcohol dilata los vasos capilares y esta dilatación puede volverse permanente con el tiempo.
Limita la sal. El exceso de este mineral en la dieta es una de las principales causas de las venas varicosas.

Fuente: Siempre Mujer

PS

Categoria: