Alimentos que eran malos para la salud y ya no lo son

Alimentos que eran malos para la salud y ya no lo son

La cantidad de consejos nutricionales que inundan Internet han provocado que muchos alimentos se consideren malos para la salud. Un estudio formulado por el profesor de Ciencias de la Nutrición Scott Harding ha explicado los beneficios que aportan muchos de los productos que durante años han sido catalogados como dañinos.

Los últimos estudios publicados por la Organización Mundial de la Salud han causado tal revuelo que mucha gente ha incluido nuevos alimentos a su 'lista negra'. Si hace unos meses era el consumo de carne roja lo que estaba en el punto de mira, hace unos días fue el café. Y es que la OMS alertó que el consumo de bebidas muy calientes podría ser "causa probable" de cáncer de esófago. Con esto, dicha organización aseguraba que el peligro no estaba en bebidas como el té o el café, sino en la temperatura a la que se tomaban. Del mismo modo con la carne. Ante tanto revuelo, algo que provocó un descenso de consumo y por consiguiente de ventas de carne roja, la OMS aseguró que este tipo de carne no era mala si se consumía en las dosis necesarias.

Ahora, un artículo de Scott Harding, profesor de Ciencias de la Nutrición en el King's College de Londres, escrito para la web 'The Conversarion', señala los alimentos que han pasado de ser "malos para la salud" a casi "imprescindibles".

Huevos

Con los huevos el principal problema era el colesterol. Sin embargo, recientes investigaciones han demostrado que cuando el consumo de este alimento se hace de forma moderada su influencia es mínima, por lo que ha sido retirado de la lista de alimentos preocupantes, como el marisco o el hígado de pollo.

El huevo es rico en proteínas, grasas saludables, vitaminas A, E, B2 y B12, ácido fólico y minerales. Además, si se toman en su justa medida, tres a la semana, los huevos no engordan y sacian el apetito durante más horas que otro alimento que puedas picotear.

Lácteos

Los productos lácteos como la leche, el yogur o el queso se consideran un alimento básico y de primera necesidad en la dieta diaria. Pero con la llegada de los productos 'light' mucha gente se ha pasado a ellos por considerarlos más sanos.

Lo cierto es que los lácteos enteros, además de ser ricos en proteína y calcio, contienen una serie de grasas saludables que ayudan a mantener el organismo saciado durante más tiempo.

Aún existe mucha controversia sobre los daños colaterales que puede llegar a tener el consumo de lácteos, especialmente llegados a una determinada edad en la que se podrían presentar problemas para digerirlos correctamente.

Patatas

Para considerar las patatas como un alimento dañino se tuvo en cuenta su elevado índice glucémico y se dejaron de lado sus beneficiosas prestaciones como los hidratos de carbono, vitamina C, algunas vitaminas del grupo B y oligoelementos.

Lo cierto es que la patata aporta numerosos beneficios, pero también es importante la forma en la que se cocinan. Mejor hervidas que fritas. Este proceso de elaboración modifica los almidones de la patata, por lo que una vez cocinadas es bueno dejarlas enfriar para aumentar la cantidad de almidón y que actúe como una fibra dietética para el organismo.

La patata es un alimento ideal si lo que buscas es bajar de peso, ya que tiene un gran capacidad para llenar el estómago con una pequeña ración.

Frutos secos

El consumo de frutos secos está relacionado con el aumento de grasas en el organismo por lo que a cualquier persona que esté a dieta no se le recomienda, pero varios estudios indican que el consumo de dichos frutos son fundamentales en una dieta sana.

Según un estudio publicado en el British Journal of Nutrition, el consumo de frutos secos crudos reduce la muerte por cualquier causa, ya sea por enfermedades cardiovasculares, las coronarias y la muerte súbita cardíaca.

Los frutos secos crudos son ricos en proteínas, grasas saludables, fibra y micronutrientes.

Como en todos los casos, el consumo moderado de cualquier alimentos resulta saludable para el organismo.

Grasas para untar

Alimentos de este tipo fueron señalados como causantes de problemas coronarios. La margarina, hecha a partir de grasa vegetal, fue creada con el fin de sustituir a la mantequilla y elegida como la grasa para untar preferida en la mayoría de países desarrollados, sin embargo no a todo el mundo le queda claro si es seguro consumir productos para untar elaborados a base de grasa vegetal.

La respuesta es sí. Los nuevos avances científicos encontraron problema en las grasas hidrogenadas, por lo que hoy en día las margarinas y mantequillas se hacen libres de esos lípidos. Lo que se ha hecho es sustituirlo por grasas poliinsaturadas, algo que reduce los problemas de corazón.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: Que.es

EA

Categoria: