¿Cómo deshacerse del mal olor en los pies?

¿Cómo deshacerse del mal olor en los pies?

En ocasiones es difícil deshacerse del mal olor en los pies. Por eso, es importante mejorar los hábitos de higiene y elegir los productos correctos. Descubre las mejores recomendaciones contra este problema.

El mal olor en los pies, una condición médica llamada bromodosis, es un problema muy común que suele resultar del crecimiento de bacterias en la piel. A menudo se asocia con la falta de higiene, pero puede tener otras causas. ¿Cómo deshacerse del mal olor en los pies?

Aunque en la actualidad hay muchos productos industriales que prometen neutralizarlo, es necesario aplicar otros cuidados y hábitos para disminuirlo o eliminarlo. En esta ocasión queremos compartir 5 importantes consejos que puedes aplicar cada día. ¡Apunta!

¿Por qué se produce el mal olor en los pies?
Antes de conocer los métodos para deshacerse del mal olor en los pies es importante hacer un breve repaso sobre sus posibles causas. Hay que tener en cuenta que los pies tienen más glándulas sudoríparas, en comparación con otras partes del cuerpo.

Estas glándulas liberan sudor todo el día para regular la temperatura y mantener la piel húmeda. Sin embargo, cuando la sudoración en los pies es excesiva, hay altas probabilidades de sufrir de mal olor. El sudor, sumado al calor que se encierra en el calzado, crea un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias.

Si bien las bacterias habitan naturalmente en los pies ayudando a descomponer el sudor, su proliferación detona olores desagradables. Además, si a esto se le suma una higiene inapropiada, el problema puede ser incluso más severo. Veamos a continuación cómo tratarlo.

Consejos para deshacerse del mal olor en los pies
En ocasiones, el uso de talcos y desodorantes no son suficientes para deshacerse del mal olor en los pies. Si bien sus fórmulas han mejorado de forma notoria en los últimos años, a veces solo consiguen neutralizarlo temporalmente. Por eso, es importante aplicar otros consejos claves.

1. Lavar los pies todos los días
La correcta higiene de la piel de los pies es uno de los aspectos más importantes a la hora de combatir el mal olor. Debido a esto, es primordial lavarlos todos los días, empleando un jabón suave y un cepillo especial para los pies. El cepillo facilita la eliminación de piel muerta y suciedad adherida.

¿Qué puedes hacer?
Si tu problema de mal olor en los pies es severo, lava los pies dos veces al día.
Puedes lavarlos durante la ducha matutina, o bien, sumergiéndolos en un barreño con agua y jabón.
Tras finalizar el lavado, asegúrate de secarlos muy bien, prestando atención especial a la piel entre los dedos, lugar donde suele quedar restos de agua.
2. Remover las durezas o callos
Más allá de ser un problema estético, las durezas o callos pueden facilitar el crecimiento de microorganismos como las bacterias y hongos. Esto, a su vez, puede conducir a otras molestias como la comezón, descamación y mal olor.

¿Qué puedes hacer?
Sumerge los pies en agua caliente y lima las durezas con una piedra pómez.
Si tienes una lima para pies, úsala regularmente para minimizar las durezas y el exceso de piel muerta.
Pregunta por los productos especializados para quitar durezas en los pies. Muchos dan resultados interesantes.

3. Cambiar los calcetines para deshacerse del mal olor en los pies
Es una cuestión de higiene, por supuesto. Cambiar los calcetines todos los días impide que la acumulación de humedad y bacterias genere malos olores. De hecho, en los días calurosos, o al hacer mucha actividad física, lo mejor es cambiarlos por lo menos una vez al día.

Ahora bien, aunque no todos los zapatos lucen bien con calcetines, lo idóneo es utilizarlos siempre que sea posible. Esta prenda impide que la piel de los pies tenga contacto directo con el material del calzado, evitando que en su interior queden restos de sudor.

¿Qué puedes hacer?
Procura elegir calcetines fabricados en fibras naturales y transpirables. Evita los de materiales sintéticos.
Cuando no puedas usar calcetines, utiliza un producto antitranspirante para los pies.
Asegúrate de lavar bien los calcetines antes de usarlos de nuevo.

4. Alternar los zapatos
Para deshacerse del mal olor en los pies es conveniente tener al menos dos pares de zapatos. ¿Por qué motivo? Pues bien, básicamente porque permite que cada par de zapatos se seque bien del sudor o humedad antes de un nuevo uso.

¿Qué puedes hacer?
Alterna tus zapatos cada dos días.
Mientras no los usas, déjalos en un lugar fresco y ventilado para que se vaya el mal olor.
Si notas que tienen mucha humedad, retírales la plantilla y ponlos a secar en un lugar cálido.
5. Utilizar calzado abierto

La ventilación de la piel de los pies es clave para deshacerse del mal olor que adquieren por la humedad y el uso de zapatos cerrados. Debido a esto, se recomienda utilizar zapatos que faciliten la ventilación, como las sandalias.

¿Qué puedes hacer?
Utiliza zapatos abiertos por lo menos 2 horas del día para que los pies puedan airearse.
Si te es posible, usa calzado ventilado siempre que el clima sea cálido.
Asegúrate de usar este tipo de calzado cuando estés en lugares públicos como duchas o piscinas.
¿Te aqueja este problema? Si el mal olor te hace sentir avergonzado, sigue todos los consejos dados y empieza a hacerle frente. Por supuesto, intenta complementarlos con el uso de remedios caseros o productos convencionales para neutralizar el mal olor.

Fuente: Mejor con Salud / EB

Categoria: