Descubre cómo funciona una relación abierta

Descubre cómo funciona una relación abierta

Mantener una relación abierta es algo es muy diferente al modelo monógamo de pareja al que estamos acostumbrados.

Por nuestra cultura occidental, lo más frecuente es que una pareja estable unida en matrimonio o en convivencia, no mantenga relaciones sexuales fuera de la pareja. De lo contrario sería considerado infidelidad y motivo de disputa e, incluso, ruptura.

¿Cómo funciona una relación abierta?

Las parejas que mantienen este tipo de relación, se basan en acuerdos pactados específicamente o no sobre la libertad sexual de sus miembros.

Aunque en nuestra sociedad siempre se ha considerado la relación abierta como aquella destinada al fracaso, la realidad actual nos muestra como el divorcio y la separación de parejas monógamas son “el pan de cada día”.

Hay que recordar que no todas las personas son monógamas. Al iniciar una relación se da por hecho la exclusividad sexual, pero con el paso de los años, las presiones, la rutina y las necesidades personales, ese patrón puede cambiar.

• Culturalmente, no se suelen aceptar con normalidad las relaciones abiertas o polígamas. Muchas veces se asocia la libertad sexual con descontrol y lo importante es no escuchar comentarios externos y llegar a acuerdos con la pareja tomando las decisiones entre los dos.

• Tanto la monogamia, la poligamia o las relaciones abiertas, son opciones que se pueden elegir en algún momento de las relaciones. Lo imprescindible es que ambas partes de la relación estén de acuerdo.

• Una comunicación fluida es fundamental. Cada parte de la pareja debe expresar lo que siente, qué desea y qué no. Es importante marcar unos límites si ese es nuestro deseo.

• Algo muy importante a tener en cuenta al practicar este tipo de relaciones es el sexo seguro. Usar preservativo para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual y prevenir embarazos no deseados.

Para llevarlo a cabo una relación abierta es importante hablar sobre ello, establecer códigos y respetarlo.

Como hemos dicho, la clave para que este tipo de relación funcione es el consentimiento de ambas partes.

Si los dos están de acuerdo, establecen sus normas con aceptación y respeto, sienten que es la mejor opción para la pareja… ¡Manos a la obra y listos para intentarlo!

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: