Descubre cómo lograr una vida feliz y plena

Descubre cómo lograr una vida feliz y plena

Cómo lograr una vida feliz y plena, se lee fácil pero lo cierto es que cada uno sabe las dificultades a las que se enfrenta en la vida, pero siempre hay formas de salir adelante y disfrutar cada día.

Tal parece que siempre y todos estamos buscando una vida feliz y plena, y asumimos que otros ya la han encontrado, pues la idealizamos; sin embargo, la verdad es que la felicidad no es un destino al que llegamos o un lugar al que llegamos.

La próxima gran cosa en nuestras vidas no necesariamente nos traerá felicidad a largo plazo, pero de alguna manera siempre pensamos que estamos a un paso de lograrlo.

Por eso hoy te compartimos algunas cosas que pueden hacer nuestra vida mucho más feliz y plena, que te permita disfrutarla.


Vive en el presente

Vivir tu vida en el presente es un paso importante para encontrar la felicidad. Estar presente en tu vida significa que puedes ver lo que está frente a ti. Tal vez el sol brilla o los pájaros cantan, y notar que eso solo puede hacer sonreír. Es sorprendente cómo algo tan pequeño puede afectarte si lo dejas.

Cuando empieces a sentirte enfocado en el pasado o pensando en errores pasados, detente. Encuentra algo justo frente a ti que sea bueno y vive el presente.


Escribe lo que vives

Después de aprender a vivir el presente habrá más cosas que te hagan sonreír, serás mucho más consciente de todo lo que pasa a tu alrededor, así que cada que sientas felicidad escríbelo.


Controla el estrés

No permitas que el estrés te controle, aunque existen infinidad de factores que lo provocan que no podemos cambiar, sí podemos cambiar cómo reaccionamos frente a ellos.

Lo ideal es identificar plenamente qué es lo que nos provoca estrés y desactivarlo con pensamientos de aquello que nos produce felicidad para desactivarlos.

Cuanto más constante tengamos un pensamiento feliz durante un momento de estrés, más fácil será alejarse del estrés y encontrar la felicidad.


Controla tus pensamientos

Te sorprenderá saber que somos nuestros propios enemigos. Si te dices a ti mismo una y otra vez que eres gordo, entonces sentirás que eres gordo. Vas a actuar, vestirte, y sí, incluso comer como si fueras gordo. Cada vez que comiences a progresar en tu dieta, sabotearás tus esfuerzos recordándote que, de hecho, eres gordo.

Cuando comiences a escuchar esas palabras malvadas en tu cerebro, detente. Luego repite las cosas inspiradoras y alegres que piensas sobre ti mismo.


Sonríe más

Quizá el más fácil pero es el paso que más cuesta trabajo pero cuando realmente vivas el presente, escriba las cosas alegres que alivien tu estrés y controlen sus pensamientos, empezarás a sentirse mejor, a sonreír másy por supuesto a ser feliz.

Fuente: Soy Carmin

RA

Categoria: