Descubre los beneficios del sexo cuando tienes 20, 30, 40 y 50 años

Descubre los beneficios del sexo cuando tienes 20, 30, 40 y 50 años

El sexo aporta a la salud beneficios que ni te imaginas, además de levantar el estado anímico de las personas. Sin embargo, esta práctica va cambiando con el paso de los años, debido a diversos factores. Te diremos qué beneficios del sexo cuando tienes 20, 30, 40 y 50 años. Tú, ¿en qué etapa estás?

Entre algunas bondades que la actividad sexual brinda al cuerpo humano, está la liberación de estrés, según Leah Millheiser, Ginecobstetra de la Universidad de Stanford. Además, las hormonas que se liberan durante el sexo mejoran el estado de ánimo y una mejor conexión con su pareja.

Sin embargo, a medida que la mujer envejece, el sexo puede verse y sentirse diferente, ya que las hormonas juegan un papel muy importante en el impulso sexual y la sequedad vaginal.

Pero no todo está perdido, pues después de la menopausia, esto se vuelve más divertido, pues se disfrutan más los encuentros, y aumenta la confianza en si mismas.

Estos son los beneficios del sexo en cada década de la mujer, desde los 20 a los 50 años.

1. A LOS 20: TE CONOCES

Cada quien experimenta la sexualidad de diferente manera a cualquier edad, pero por lo general, alguien de 20 años es bastante nuevo para el sexo regular.

“Piense en esto como años formativos. Puede haber más experimentación sexual durante esta década”, dijo la experta.

Es en esta década de la vida donde el sexo ofrece una manera más de aprender de tu cuerpo, tus preferencias sexuales, fantasías, lo que te gusta de tu pareja, y qué posiciones son las que te ayudan a alcanzar el orgasmo.

Además, es el momento ideal para notar cualquier problema de salud como el sexo doloroso.

“Usted puede experimentar problemas relacionados con la incomodidad durante el sexo, que a menudo es limitado”, dijo Millheiser.

Pero si el dolor es persistente o no puede alcanzar el orgasmo, es necesario consultar un especialista para descartar que sea algo más grave.

2. A LOS 30 AÑOS: EL SEXO FORTALECE LAS RELACIONES

Después de los 30 años, el matrimonio, la familia y el trabajo suelen convertirse en su mayor prioridad, por lo que incrementa el estrés. Durante esta etapa de la vida, el sexo puede convertirse en algo no tan primordial, como los otros asuntos, pero Millheiser resaltó la importancia de mantenerlo al frente.

"Es importante recordar que el sexo es muy importante para la intimidad de muchas relaciones y es importante que sigamos siendo una prioridad", dijo.

Y es que, de acuerdo a lo explicado por el experto, con la actividad sexual se liberarán hormonas como la oxitocina, que te harán sentir más apegada a tu pareja. Además, te ayudará a la eliminación del estrés.

Otra ormona que se libera durante la intimidad es la prolactina, que puede hacer que te sientas con sueño, y por lo tanto que descanses mejor durante la noche.

3. A LOS 40 AÑOS: SEXO RELAJADO

En la década de los 40, el sexo sigue siendo un remedio infalible contra el estrés, pero, además, crece la confianza en las personas, pues a esta edad se tiene una mejor comprensión de sus cuerpos y preferencias.

Con esto, es más probable que sepas mejor cómo pedir lo que deseas, por lo que se convertiría en una experiencia increíble.

Además, a esta edad existe el tiempo suficiente para que usted y su parea vuelvan a concentrarse en su conexión íntima, a medida que las prioridades comienzan a disminuir, como cuando los hijos crecen.

“La gente tiene la energía emocional para concentrarse en su pareja, ya que no se les impide cuidar de los niños, o tratar de establecer una carrera”, manifestó la profesora clínica de la Escuela de Medicina Feinberg del Northwestern Memorial Hospital, Laura Berman.

4. A LOS 50: SEQUEDAD VAGINAL

Después de los 50 años aparecen situaciones, como la resequedad vaginal, que hacen más difícil tener relaciones sexuales. Sin embargo, hacerlo puede aumentar el flujo sanguíneo y la confianza en el cuerpo.

Y es que, es en esta etapa (entre los 45 y 55 años) se presenta la menopausia, que hace que los niveles de estrógeno y progesterona fluctúen en gran medida, y pueden provocar sofocos, problemas para dormir y resequedad vaginal.

La sequedad vaginal y un menor deseo sexual, pueden hacer que sea más difícil disfrutar de la intimidad, pero, de acuerdo a los expertos, el uso de lubricantes puede ayudar en gran medida. "Se necesita más trabajo para tener una vida sexual saludable después de la menopausia, pero al hacerlo aumenta el flujo de sangre a la vagina, lo que ayuda a mantener la vagina saludable con el tiempo", dijo.

Además, recomendó el uso de vibrador durante las relaciones sexuales, sobre todo si se hace más difícil alcanzar el orgasmo.

Por otro lado, los expertos advirtieron que cuanto menos sexo vaginal con penetración a medida que envejece, tenga una mujer, es más probable que su vagina se estreche y atrofie.

Esto, puede provocar dolor durante el sexo y al orinar, como si fuera continencia urinaria, de acuerdo a información de clínica Mayo.

Fuente: Soy Carmin

RA

Categoria: