Descubre por qué salen granitos en la espalda y cómo evitarlos

Descubre por qué salen granitos en la espalda y cómo evitarlos

Más que un problema estético, estas molestas espinillas pueden decirte mucho sobre tu estado de salud. Te decimos por qué salen granitos en la espalda y algunos trucos para deshacerte de ellos

El bacné, como también se le conoce, es un problema en la piel muy común. A decir verdad, se cree que todos tenemos al menos un episodio en la vida.

Sin embargo, la Academia Americana de Dermatología estima que la mayoría de las personas tardan hasta un año en acudir a un médico para tratar cualquier tipo de acné.

En especial si es en la espalda o en alguna parte del cuerpo que pueda ser cubierta por la ropa.

Sus causas son casi tan variadas como las formas de evitarlo; sin embargo, todos surgen de la misma forma.


¿Cómo se forman los granitos de la espalda?

La piel es un tejido increíblemente complejo capaz tanto de absorber nutrientes como desechar bacterias y toxinas.

Para cumplir con sus funciones, tiene distintas estructuras como los poros y glándulas sebáceas. Estas últimas tienen la tarea de producir sebo, sustancia grasosa que ayuda a mantener la humectación de toda la piel.

Sin embargo, cuando las glándulas producen más sebo del necesario, pueden tapar los poros, haciendo que las bacterias se acumulen, lo que provoca una ligera infección del poro que nosotros vemos como un granito.


¿Por qué salen granitos en la espalda?

Si bien hay factores hormonales y genéticos, estos sólo aumentan el riesgo de que aparezcan estas espinillas. Las verdaderas causas tienen que ver con los hábitos y estilo de vida de cada persona.


Mala higiene

La piel es el lugar perfecto para las bacterias. La mejor forma de evitar el acné de la espalda es mantenerte libre de impurezas. Tomar un baño después de un día pesado o al terminar tu rutina de ejercicios es la opción.

Te recomendamos utilizar productos antiacné recomendados por tu dermatólogo o jabones neutros sin loción.


Dieta

Si bien no hay alimentos que produzcan bacné, sí hay algunos que aumentan la producción de sebo. Se recomienda reducir los lácteos (especialmente si no son descremados) y los azúcares refinados.

Te recomendamos aumentar la cantidad de frutas y verduras crudas en tu dieta, así como las proteínas del pescado y carnes magras.


Ropa inadecuada

El roce de la piel con fibras sintéticas o ropa muy ajustada puede irritarla, aumentando el riesgo de que los poros se tapen.

Aunque este problema es más común en las piernas e ingles, igual te recomendamos utilizar ropa holgada y fresca en días calurosos, ya que el sol aumenta otro factor de riesgo: el sudor.


Piel deshidratado

Como ya vimos, el sebo sirve para mantener la humectación de la piel y desechar toxinas que quedan en los poros.

Si tiendes a tener la piel seca, lo mejor es atender ese problema con cremas especializadas, ya que los granitos en la espalda pueden ser sólo el inicio de tus problemas dermatológicos.


Acondicionador

Parece inofensivo, pero algunos productos para el cabello también pueden ser la causa de por qué salen granitos en la espalda.

Si los utilizas, procura sujetar tu pelo para que no toque tus hombros y espalda; además, no olvides enjuagarlo perfectamente.

Si algún tratamiento para el cabello te causa algún efecto secundario o sientes que no le ha hecho bien a tu piel, ¡deja de usarlo!


Suplementos alimenticios

Algunos productos para aumentar la masa muscular y tener mejor rendimiento en el gimnasio contienen compuestos como testosterona y estanozolol, los cuales alteran la producción hormonal del cuerpo.

Consulta a tu médico antes de tomar cualquier suplemento alimenticio.


Estrés

De acuerdo con la revista Pediatric Dermatology, los factores emocionales influyen dramáticamente en la salud de tu piel. En especial estrés y ansiedad provocan:

Malos hábitos alimenticios.

Dificultad para dormir y descansar.

Cambios hormonales.

Falta de interés en el cuidado personal.

Exfoliante para el acné

Aunque la limpieza diaria es importante, de vez en cuando tu piel necesita un cuidado especial. Por eso te compartimos esta receta fácil para que limpies a profundidad tu espalda:

½ taza de yogurt natural.

2 cucharadas de jugo de limón.

5 cucharadas de sal o azúcar.

Revuelve los ingredientes hasta tener una mezcla lo más homogénea posible. Pide a alguien que masajee tu espalda y hombros con movimientos suaves y circulares por 10 minutos.

Enjuaga con agua tibia y seca perfectamente. Se recomienda hacer esta limpieza profunda una vez a la semana.

Antes de la exfoliación, ten en cuenta que:

Esta mezcla puede ser agresiva para otras partes del cuerpo como cara o ingles, úsala únicamente en espalda, hombros y pecho.
No te exfolies si tienes heridas, tatuajes recientes o quemaduras por el sol.

Lo mejor es visitar a tu dermatólogo 1 vez al año o en cuanto tengas síntomas en la piel.

La exfoliación no sustituye ningún tratamiento o terapia dermatológica prescrita por tu médico.

Ahora que sabes por qué salen granitos en la espalda recuerda que tu piel es un reflejo de tu salud en general. No subestimes los síntomas del bacné y consulta a tu dermatólogo una vez al año.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: saludymedicinas
YS

Categoria: