Skip to main content
Desmienten reto de TikTok: Consumir clorofila líquida no ayuda con el acné. Foto: Pixabay

Desmienten reto de TikTok: Consumir clorofila líquida no ayuda con el acné

Comer vegetales con frecuencia es la mejor forma de incorporar la clorofila en tu alimentación diaria, por su contenido proteico y vitamínico. Pero si buscas que la sustancia verde tenga un efecto sanador para combatir el acné, mejor explora otras alternativas con tu médico, porque es falso que consumir clorofila te ayude a curarlo, como dice el reto de TikTok.

En uno de los más recientes desafíos de esta red social de videos cortos se afirma que consumir clorofila de forma líquida regularmente funciona para reducir el acné, pero esto es falso y no tiene sustento científico.

No existen suficientes evidencias en ensayos clínicos sobre los efectos de la clorofila en humanos, así como tampoco en estudios que comprueben su incidencia en la cura o disminución de enfermedades como el acné, de acuerdo con lo explicado por especialistas en nutrición, gastroenterología y dermatología y hasta la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos).

La FDA clasifica únicamente a un derivado de la clorofila, la clorofilina sódica de cobre, como un aditivo alimentario permitido para dar color a bebidas secas a base de cítricos. La clorofila se vende como suplemento dietético, pero la FDA no la aprueba, ni a esta ni a los suplementos dietéticos en general, para tratar o curar enfermedades, señala Univisión.

En esta verificación te contamos también por qué los supuestos beneficios de la clorofila son cuestionables, e incluso cómo puede resultar perjudicial para la salud.

No hay estudios que lo comprueben

Si bien la ingesta de la clorofila se remonta a algunas décadas atrás, según una investigación de finales de 2019 de The New York Times, recientemente se robó la atención de los usuarios de la popular red de videos cortos Tik Tok. En esa plataforma, el 28 de marzo pasado Ellie Taylor compartió en su perfil un video en el que quiso mostrar cómo lucía la piel de su rostro tras una semana de beber clorofila líquida diluida en agua.

La joven británica cuenta con más de 18,000 seguidores en esa red social y su video es de los más vistos sobre el tema. A la fecha de esta verificación, el clip tiene 13.4 millones de reproducciones, 3.3 millones de “me gusta”, se ha compartido más de 39,000 veces y supera los 24,600 comentarios.

Aunque la leyenda del video publicado no es específica acerca del para qué la toma, más allá de indicar que llevaba una semana haciéndolo “para las manchas” (rosáceas causadas por el acné), @ellietaylor929 sí lo responde en uno de los comentarios donde le preguntan cuáles son los beneficios: “Ayuda con mi piel, he encontrado que siento más energía cuando la tomo y neutraliza el olor corporal”.

"De las propiedades antiinflamatorias que han comentado que tiene la clorofila ninguna se ha confirmado. Algunos estudios enseñan que no hace nada. No hay ningún estudio que enseñe que sea efectivo contra el acné”, explicó vía Zoom, el médico internista y gastroenterólogo Pedro José Greer, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Roseman en Nevada, en entrevista para El Detector.

Por la viralidad de este “reto”, tres días después Taylor colgó otro video donde mostraba su “receta” para la bebida que consumía a diario. Esta segunda publicación le consiguió otros 75,900 “me gusta” en su cuenta de Tik Tok.

Náuseas, diarrea y colon inflamado: posibles daños

Entre los efectos secundarios del exceso de consumo de la clorofila que sí ha conocido a través de su práctica profesional, Greer ha identificado náuseas, acidez, vómitos, diarreas, espasmos de colon, además de que las heces y la orina toman un color verdoso. Y al ser principalmente adolescentes y jóvenes los que caen en estos challenges de redes sociales, dice, pueden terminar con patologías gástricas moderadas, además del acné que no se van a curar con este reto.

“Los jóvenes suelen preocuparse mucho por cosas de la edad. Y un joven con preocupaciones tiene problemas gastrointestinales que, si se le suma esto (las consecuencias del consumo excesivo de clorofila), se van a exacerbar”, advirtió el exdocente de la Universidad Internacional de Florida.

En TikTok un profesional de la medicina comentó también los posibles efectos del consumo de clorofila, a partir de la tendencia #chlorophyll presente en redes sociales en la que, principalmente, participan adolescentes y jóvenes. Muneeb Shah, un dermatólogo con 6.7 millones de seguidores en esa red, quien fue entrevistado por Insider , expresó que, aunque el riesgo es bajo, por beber altas cantidades de clorofila líquida es posible que se den algunos casos raros de “pseudoporfiria”, una erupción con ampollas en la piel evidenciada tras exponerse al sol.

Shah coincide con Greer en que, si a pesar de todo lo anterior se quiere seguir consumiendo la clorofila, la vía más segura es con la ingesta regular de vegetales verdes, como espinacas o brócoli.

Pero, a quienes siguen preocupados por atenuar el acné, recomendó usar retinoides para reducir el envejecimiento, peróxido de benzoilo para combatir las bacterias que causan la enfermedad, ácido salicílico para exfoliar la piel y ácido azelaico para reducir el enrojecimiento, así como la inflamación. La mayoría de ellos se consiguen en cremas, geles, serums, soluciones, jabones, toallitas, espumas, champús, almohadillas y parches. Todos son de uso tópico.

La FDA no la aprueba para tratar o curar enfermedades

La clorofila es la sustancia que hace posible la fotosíntesis en las plantas, proceso que les permite la generación de oxígeno. Este pigmento que les da la coloración verde puede encontrarse en forma líquida o en pastillas para el consumo humano en tiendas naturistas y farmacias, para compra sin prescripción.

La experta en nutrición y dietética Ariana Araujo Tovar precisó vía WhatsApp a El Detector que la clorofila es considerada componente de un superalimento porque es parte de una microalga que aporta proteínas de origen vegetal y contiene vitaminas E, del grupo B (B1, B2, B3, B6, B12), zinc, cobre, hierro y germanio. Aparte tiene los tres macronutrientes: proteínas, carbohidratos, lípidos. Entre las proteínas, están los nueve aminoácidos esenciales.

Pero la FDA de Estados Unidos clasifica únicamente a un derivado de la clorofila, la clorofilina sódica de cobre, como un aditivo alimentario permitido para dar color a bebidas secas a base de cítricos.

La FDA no aprueba los suplementos dietéticos para ningún propósito (tampoco el de la clorofila líquida que usa Elly Taylor en sus videos de Instagram)”, dijo, por el contrario, vía correo electrónico a El Detector Courtney Rhodes, representante de la Oficina de Relaciones con los Medios de esta agencia federal.

“A diferencia de los medicamentos, los suplementos no están destinados a tratar, diagnosticar, prevenir o curar enfermedades. Eso significa que los (fabricantes de) suplementos no pueden hacer afirmaciones sobre enfermedades. Este tipo de afirmaciones sólo pueden hacerse legalmente para los medicamentos”, agregó.

Aunque preguntamos en dos ocasiones, vía correo electrónico, específicamente si la FDA confirmaba o negaba que la clorofila ayudaba a curar el acné, la portavoz de la agencia reiteró la respuesta acerca de que no pueden hacerse este tipo de afirmaciones en general sobre el efecto que pueden tener los suplementos. MV (Foto: Pixabay)