Skip to main content
EE. UU. promete 4.000 millones de dólares para esfuerzo global de vacunas

EE. UU. promete 4.000 millones de dólares para esfuerzo global de vacunas

La Casa Blanca está apoyando un impulso global para distribuir las vacunas contra el coronavirus de manera equitativa, prometiendo 4.000 millones de dólares para un esfuerzo multilateral que la administración Trump rechazó.

En una reunión del G-7, el grupo de las siete economías más grandes del mundo el viernes, el presidente Biden anunciará un financiamiento inicial de 2.000 millones para Gavi, la Alianza de Vacunas, que será utilizada por Covax, dijeron altos funcionarios de la administración en una sesión informativa.

Estados Unidos liberará 2.000 millones de dólares adicionales durante dos años una vez que otros donantes hayan cumplido sus promesas y utilizará la cumbre del G-7 de esta semana para animar a otros países a hacer más.

El dinero, que fue asignado por votación bipartidista en el Congreso el año pasado, dará un impulso muy necesario a un programa liderado conjuntamente por Gavi, la Organización Mundial de la Salud y el Centro de Innovaciones de Preparación.

Thomas Bollyky, director del programa de salud global del Council on Foreign Relations, dijo que el dinero sería significativo para Covax, que ha tenido problemas para recaudar fondos suficientes desde que se anunció el año pasado. 

Aunque más de 190 países han aceptado participar, la administración Trump optó por no participar, en parte debido a la disputa del expresidente Donald Trump con la OMS.

Covax planea comenzar a distribuir vacunas en el primer semestre de este año.

El jueves, Gavi anunció un memorando de entendimiento con Novavax para 1.100 millones de dosis de su vacuna, que se suma a acuerdos anteriores con Pfizer, AstraZeneca, Sanofi y Johnson and Johnson.

El anuncio de la Casa Blanca se produce en medio de la creciente preocupación de los expertos en salud mundial de que la distribución desigual de las vacunas podría prolongar la pandemia, no solo dejando en riesgo a las personas vulnerables en los países en desarrollo, sino también aumentando la posibilidad de nuevas variantes.

VOA (Foto: Pixabay) Informe21/LJ