Skip to main content
El buen descanso nocturno mejora el rendimiento físico

El buen descanso nocturno mejora el rendimiento físico

El descanso nocturno es importante para la salud y el bienestar y, cuando se trata de deportistas o personas se ejercitan regularmente, dormir bien es fundamental para la recuperación física, según advierten los expertos como Patricia Muriel, psicóloga clínica y Cemir Palacios, personal trainer de Gold’s Gym.

Muriel explicó que ya se ha demostrado que las personas que se ejercitan desde los 20 años y con una alimentación saludable pueden llegar a la vejez sin tantos dolores en su cuerpo, y ello va acompañado de un buen sueño.

Por su parte Palacios explica que un sueño reparador es determinante en la preparación y recuperación del entrenamiento y la competición de un deportista, porque permite la adaptación a los factores de estrés provocados por el entrenamiento y minimiza cualquier fatiga residual. También tiene un papel fundamental en la reducción del riesgo de lesiones y enfermedades en deportistas.

“El cuerpo produce sus propias hormonas de construcción muscular durante el descanso nocturno, incluyendo la hormona del crecimiento humano (HGH). Es en concreto en la etapa N3 del sueño NREM (movimiento ocular no rápido), cuando aumenta el flujo sanguíneo a los músculos y se produce el crecimiento y la reparación del tejido”, indica Palacios.

Añade que en la fase REM, el sistema muscular se relaja, lo que contribuye a aliviar la tensión y se produce la reducción de síntomas de ciertos tipos de dolor crónico.

La personal trainer de Gold’s Gym  asegura que hay una conexión ejercicio-sueño. “Este vinculo funciona en ambos sentidos ya que tiene un carácter bidireccional: el propio entrenamiento de fuerza también puede ayudarte a descansar mejor por la noche, conciliando el sueño más rápido, escapando del insomnio y despertándose con menos frecuencia durante la noche”.

Indica que cualquier actividad física ayuda a conciliar el sueño ya sea  running, ejercicios aeróbicos, yoga o natación.

Falta de sueño

La experta en acondicionamiento físico indica que si no se ha dormido lo suficiente o si el sueño fue de mala calidad, el entrenamiento suma estrés al cuerpo, en vez de beneficiarlo, y se afectan las defensas del organismo.

“Si cargamos a nuestro cuerpo de trabajo en un momento en que no tiene suficiente energía, tendremos más riesgo de lesión, no sólo porque no se ha recuperado lo suficiente sino porque, además, podemos realizar ejercicios de mala manera o ejecutar movimientos fallidos propios del escaso rendimiento que provoca no haber descansado correctamente”, señala.

La recomendación de la experta es evitar ejercitarse o no hacerlo con la intensidad usual si no se ha dormido bien. Hacer una pausa en el entrenamiento incluso beneficiará más el rendimiento en días posteriores, cuidará la salud, al tener luego una práctica física más fructífera.

Por su parte Muriel recomienda a toda la familia fortalecer la masa muscular con ejercicios, con un sueño reparador y mantenerse siempre en movimiento, a pesar de la pandemia. Para un buen sueño recomienda respirar con consciencia, “es estar consciente del aire cuando entra y cuando sale, eso genera una sensación de paz interior y ayuda a eliminar el estrés y a descansar mejor”, concluyó la experta. NP / EA (Foto: Pixabay)