El sexo en la menopausia: Una nueva etapa

El sexo en la menopausia: Una nueva etapa

La menopausia se identifica con un punto de inflexión en la vida de la mujer. Es un acontecimiento en la historia personal de cada una, en la que intervienen una serie de cambios hormonales que van a provocar alteraciones de gran repercusión en su fisiología corporal.

Llegada la menopausia se necesita más tiempo para llegar a la fase de excitación y que la vagina empiece a lubricar. La sequedad vaginal puede hacer que el coito sea molesto y que la perspectiva de una relación sexual condicionada por este hecho haga que la mujer pueda perder el interés por el sexo. Otro cambio que se produce con la menopausia es la pérdida del tono muscular del suelo pélvico, lo que hace que las contracciones que se producen durante el orgasmo sean menos intensas y duraderas.

Aquí tienes algunos consejos para que afrontar la menopausia como una etapa más:

Cuidar y fortalecer la zona genital. Es muy importante concienciarse de que es otra parte del cuerpo que hay que mimar y mantener. Trabajar el suelo pélvico haciendo ejercicios de Kegel te ayudará a disminuir los efectos de la menopausia. Las bolas chinas te ayudarán a mantenerte en forma.

Una buena comunicación de pareja Para una relación sexual saludable entre dos personas, debe existir confianza suficiente como para hablar abiertamente de los problemas que van surgiendo.

Prestarse atención Planea momentos para los dos, en los que no haya más preocupaciones que la de dedicarse por completo el uno al otro.

No forzar la situación De lo contrario, además de no disfrutar el acto en sí, quedará una mala sensación que puede repetirse en el futuro.

Probar y conocer cosas nuevas siempre ayuda a mantener el deseo o incluso a aumentarlo.

La falta de deseo sexual no afecta a todas las mujeres por igual durante la menopausia. Algunas mujeres notan que su deseo sexual aumenta, posiblemente debido a una disminución de la ansiedad asociada al temor a un embarazo.

Fuente: Nosotras

RA

Categoria: