Skip to main content
En las emergencias de hospitales venezolanos hay crisis por falta de insumos

En las emergencias de hospitales venezolanos hay crisis por falta de insumos

Para la primera mitad del año 2022, el desabastecimiento de insumos de emergencia en los hospitales venezolanos se situó en 46,8%. Es decir, en promedio, cerca de la mitad de los insumos indispensables en la emergencia de cualquier hospital hoy en día no están disponibles.

Así lo informa el equipo de Médicos por la Salud, (Instagram / Twitter @Medicos Por La Salud) en su Informe Semi-Anual I, Encuesta Nacional de Hospitales, con la actualización de los indicadores más importantes para la primera mitad del año 2022.

Entre los estados que registran mayor desabastecimiento en emergencia tenemos a Monagas con 74%, Amazonas con 73% y Barinas con 68%. En cuanto a los insumos de quirófano, tenemos que los tres estados con mayor  desabastecimiento en este servicio son Portuguesa (81,5%), Carabobo (80%) y Monagas (78%), siendo el promedio nacional de desabastecimiento en insumos de quirófano, 71,5%.

Operatividad de servicios

Agrega el informe que el monitoreo de la operatividad de los servicios principales del hospital es uno de los indicadores que mejor ilustra la capacidad de atención que tienen los hospitales venezolanos hoy en día.

Para la primera mitad del 2022, tenemos que el servicio con el peor porcentaje de inoperatividad es el de Tomografía y Resonancia Magnética.

Desde al menos 5 años este ha sido el servicio que más hospitales reportan tener cerrado y en gran medida esto se debe a que los equipos se encuentran dañados y no han sido reparados. Con 79% de inoperatividad, resulta casi imposible realizarse estos estudios a nivel hospitalario, por lo que los pacientes deben acudir a servicios externos que generalmente son muy costosos.

Esto implica que el principio de gratuidad del sistema público de salud en Venezuela no se está cumpliendo y que cada vez aumenta más el gasto que los pacientes deben hacer para ser atendidos.

El informe afirma, basado en lo anterior, que "Hoy en día en Venezuela, para que un paciente sea atendido en un hospital, debe llevar si no todos, la gran mayoría de los insumos que se necesitan.

Servicios Públicos

El informe de Médicos por la Salud afirma que para la primera mitad del 2022, 50.7% de los centros monitoreados por la Encuesta Nacional de Hospitales reportaron haber tenido fallas de luz.

Para finales de 2021, 53% de los centros reportaron apagones, lo que significa una leve mejoría en el servicio eléctrico. También, 13% de los hospitales reportaron que la planta eléctrica, aunque instalada, no funciona, cuyo porcentaje de plantas instaladas pero no operativas fue de 9,7%.

Luego de la crisis eléctrica de 2019, habíamos visto una leve mejora en este indicador, pero para los primeros seis meses de este año vemos una tendencia a empeorar. Esto probablemente se deba a la falta de mantenimiento de los equipos.

Las fallas de energía constantes sumado a que las plantas eléctricas no funcionan, compromete seriamente la capacidad de atención de nuestros hospitales. Desde el paciente que depende de asistencia respiratoria, al paciente que necesita ser trasladado de manera urgente a otro piso del hospital y los ascensores no funcionan, la falla del servicio eléctrico inevitablemente se traduce en pérdida de calidad del servicio y en algunos casos, incluso la muerte de los pacientes. Para la primera mitad de 2022, 225 venezolanos han perdido la vida en los hospitales venezolanos debido a la falta de luz.

Muertes evitables

Enfatiza el informe que "uno de los registros más importantes de esta encuesta es la cantidad de muertes evitables, es decir, la cantidad de venezolanos que perdieron la vida por causas atribuibles tanto a la condición con la que llegan al hospital (trauma o infarto) como a las carencias del centro de salud: insumos, falta de personal, falta de camas, servicios inoperativos, etc."

Y precisa que "Para la primera mitad de 2022, 275 personas que llegaron a las emergencias con infartos, fallecieron debido a las carencias del hospital. También, 261 pacientes de trauma fallecieron por la misma razón."

Consideraciones finales

Estos resultados -finaliza el informe- "son una clara evidencia del abandono de nuestro sistema público de salud y la casi inexistente inversión del Estado para mejorar la calidad del servicio. Así como en su mayoría estos resultados han sido consistentes en el tiempo, al menos desde 2019, nuestro mismo monitoreo no parece arrojar indicios de mejoras en el futuro cercano."

Enrique Rondón Nieto @erondoni

(Foto: Pixabay)