Flujo vaginal persistente vs vaginitis inflamatoria

Flujo vaginal persistente vs vaginitis inflamatoria

Habitualmente conversamos sobre infecciones ginecológicas en particular o sobre determinadas enfermedades de transmisión sexual, y sin embargo, muchas mujeres padecen de flujo genital continuo. A veces empeora antes de la menstruación o está siempre igual, lo cierto es que consultan a una amiga, vecina e incluso asisten a varios ginecólogos tratando de entender de qué se trata.

La peor parte es que abusan de la automedicación y cuando finalmente llegan a consulta, no pocas veces se enfrentan a infecciones por gérmenes multirresistentes a los medicamentos habituales.

¿Por qué tenemos flujo?

En la mujer que ve sus ciclos menstruales, el flujo es una manifestación de los cambios fisiológicos, esto es los cambios hormonales que ocurren cada mes antes de cada menstruación. Es tan sensible el flujo al estímulo hormonal, que podemos observar en algunas recién nacidas como respuesta residual a las hormonas de su mamá.

Este flujo esperado suele ser transparente en la primera mitad del ciclo y blanquecino en la segunda mitad. Lo más característico es que no pica ni huele mal.

La Dra. Carmen Mantellini, ginecóloga explica “si tenemos un flujo que pica o tiene un olor distinto, DEBEMOS consultar y no auto medicar. Muchas veces la picazón o el cambio de olor no obedecen a una infección, sino a un desbalance del equilibrio vaginal. En algunas ocasiones el desequilibrio es tan severo, que se produce lo que denominamos Vaginitis inflamatoria descamativa, que no es una infección por lo que se trata de manera diferente”.

Algo que nos debe llamar la atención es que en algunos casos, las infecciones ginecológicas persistentes pudiesen ser la única señal de algo más grave, como por ejemplo una lesión maligna, que debido a tanta inflamación, sea difícil de diagnosticar. De ahí que no se debe contentar con una citología inflamatoria, ni con el alivio de la picazón o del flujo. Hay que acudir al control posterior del tratamiento y asegurar de que la citología y la colposcopia concluyan que todo está bien.

“Debemos recordar que los buenos hábitos de higiene íntima, la vacunación temprana y el control ginecológico desde temprana edad son herramientas para asegurarnos una vida sexual y reproductiva a futuro, libre de enfermedad” Explica Mantellini... NP

YS

Categoria: