Hojas de rábano: Beneficios y formas de uso

Hojas de rábano: Beneficios y formas de uso

Las hojas de rábano no son uno de los alimentos más populares dentro de la cocina. Sin embargo, si supieras todos sus beneficios, seguro las incluirías dentro de tu dieta. Además, su sabor suave hace que vayan bien en cualquier ensalada o preparación.

Cuando se utiliza esta planta, lo primero que se hace es cortar sus ramas. No obstante, estas contienen compuestos nutricionales que podrían influir de manera positiva en la salud. Si aún no te animas a probarlas, te contamos cuáles son propiedades y cómo consumirlas.

Hojas de rábano, ¿cuáles son sus beneficios?

Aunque no existen muchos estudios respecto a sus propiedades, el rábano ha sido utilizado en la cultura popular como coadyuvante para tratar ciertas afecciones leves como la fiebre, el dolor de garganta, los trastornos biliares y la inflamación. Conoce más sobre sus beneficios a continuación.

Ayudan a complementar la dieta

Debido a su bajo aporte de calorías, las hojas de rábano pueden ser incluidas en cualquier dieta para aprovechar al máximo sus beneficios. De hecho, puedes mezclarlas con kale o algún otro vegetal de hojas de verdes para consumirlas en ensaladas, sin ningún cargo de conciencia.

Contribuyen a la salud digestiva

Las hojas de rábano podrían ayudar a facilitar la digestión. Aunque aún hace falta evidencia científica que compruebe sus efectos, algunos estudios realizados en animales sugieren que su contenido de fibra sería el responsable de este beneficio.

Podrían tener efectos sobre la diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre aumentan por encima de lo considerado normal. Esta es una condición prevalente en la población mundial y se origina debido a la baja producción de insulina del páncreas o a la resistencia de los tejidos a su acción.

Algunas preparaciones con este alimento son las siguientes:

Ensaladas: al igual que la lechuga o la espinaca, las hojas de rábano se pueden añadir a cualquier ensalada.
Sopas: se pueden cocinar dentro de la misma y hacer parte de la variedad de verduras que esta contenga.

Batidos: al hacer estas bebidas, se pueden agregar algunas hojas de rábano que aportarán sus propiedades y no tendrán incidencia en el sabor.

Tortillas: este plato es sencillo de hacer y tiene un sabor muy agradable. Su preparación es igual a la de una tortilla de huevos con espinaca, solo que en lugar de este último ingrediente se deben añadir las hojas de rábano.

Salteados: también se pueden saltear al wok junto con otros vegetales. Solo necesitas sal y las especias que desees para condimentar.

mejorconsalud

YS

Categoria: