Importantes masajes en puntos no habituales

Cuando necesitamos un masaje, a menudo pensamos en las zonas más habituales para recibirlo: cuello, lumbares, espalda… sin embargo existen otros puntos que proporcionan una relajación asombrosa y en los que, probablemente, no habíamos pensado.

Orejas
Se trata de uno de los puntos que más beneficios nos pueden ofrecer porque a través de un masaje en esta zona, no solo obtenemos relajación sino además estimulamos la circulación a niveles energéticos y sanguíneos.

Trabajando sobre los lóbulos podemos ayudar a fortalecer algunos órganos como los riñones de forma indirecta.

Glúteos
Los glúteos son una de las zonas en las que menos pensamos a la hora de contratar un masaje pero sin embargo, bien aplicado y al tratarse de una zona tan sensible, los beneficios pueden ser muy grandes.

Podemos ayudar a tratar el nervio ciático, evitando posibles lumbalgias y mejorar la circulación de los órganos cercanos como los riñones.

Esto también puede ayudarnos a prevenir la aparición de la celulitis y la concentración de grasa, al ejercer efecto drenante.

Las yemas de los dedos

Lo normal es que pensemos en ellas solo para dar masajes pero no para recibirlos.

Sin embargo, masajear este punto permite relajar una de las zonas que más tensión acumula sobre todo ahora que trabajan deforma constante con ordenadores o smartphones.

Coronilla

Dicen que es ideal para quienes sufrimos migrañas o estrés de forma habitual.

Aplicados mediante técnicas ayurvédicas con aceites esenciales, estos masajes resultan beneficiosos sobre una de las zonas que más tensión acumula a lo largo del día.

La sensación puede ser de escalofrío pero a la que acompaña una ligereza absoluta y se activa de forma asombrosa la circulación en la zona craneal y los músculos de la zona.

Cara

La cara suele masajearse al recibir tratamientos faciales y cualquiera que lo haya probado sabrá que son de lo más relajantes.
Pero también se pueden hacer masajes como el famoso 'lifting japonés' o 'kobido' en el que se 'teclea' sobre la cara y se hace estiramientos obteniendo grandes beneficios no solo a nivel estético. La cara además es el lugar ideal para disfrutar de los beneficios de la aromaterapia si utilizamos aceites esenciales, por ejemplo.

Fuente: MujerHoy

YR

Categoria: