Skip to main content
La actividad física provoca cambios en el ADN y mejora la salud. Foto: Pixabay

La actividad física provoca cambios en el ADN y mejora la salud

Cada vez son más los estudios científicos que ahondan en los beneficios de la actividad física, independientemente de la edad de quienes la practiquen. Científicos daneses revelaron que seis semanas de ejercicio ya son suficientes para generar cambios en las células de los músculos y modificaciones en el código genético, es decir, en el ADN, protegiendo a la persona de las enfermedades y ayudándolas a mantenerse sanas.

Los especialistas investigaron los mecanismos mediante los cuáles la actividad física puede mejorar la salud. Y descubrieron que “el ejercicio afecta las zonas del ADN que están relacionadas con el riesgo de desarrollar enfermedades”.

Para llegar a las conclusiones, analizaron a un grupo de jóvenes sin antecedentes de enfermedades que fueron sometidos a un plan de entrenamiento con ejercicios de resistencia durante seis semanas, explica Todo Noticias.

Por su parte, los especialistas analizaron los músculos antes y después del estudio. Fue ahí donde hallaron que la epigenética del ADN (manera en la que el ADN se expresa en cada célula) había cambiado. Los beneficios, sostuvieron, no sólo fueron físicos sino también psicológicos y neurológicos. La actividad física benefició al cerebro y las habilidades cognitivas de los voluntarios.

El ejercicio físico beneficia la mente

La actividad física fortalece la salud mental, libera estrés, mejora la calidad del sueño y ayuda a superar situaciones adversas. Hace 20 siglos que los romanos se percataron de esta relación entre la salud física y la mental y de la frase en latín, tomada de un poema de la época, que refleja el vínculo virtuoso: Mens sana in corpore sano (Mente sana en cuerpo sano). En nuestros días, en pandemia, esta expresión cobra nuevo valor frente a un escenario en el que los gimnasios volvieron a abrir y disposiciones que flexibilizan la circulación.

Más allá del deporte profesional, la actividad física recreativa resurge por necesidad, con caminatas, actividad al aire libre y entrenamientos. ”¿El ejercicio tiene beneficios para la salud mental? Sin lugar a dudas, sí, y están demostrados”, le dijo a la agencia EFE Víctor Padial, experto y vocal de Psicología del Deporte del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental.

Padial diferencia entre deporte, ejercicio y actividad física y acota los beneficios para la salud mental a la práctica que se realiza entre tres y cinco veces a la semana y con una intensidad moderada. Esta dosis de ejercicio, asegura, aporta tranquilidad, da sensación de euforia, relaja, genera satisfacción y fortalece la autoestima, ingredientes que ayudan a vencer problemas de salud mental recurrentes en épocas de inestabilidad como una pandemia.

“El ejercicio ayuda a aliviar el dolor, es un buen remedio para la depresión, el más natural y antiguo que se conoce, y ayuda a combatir el estrés y la ansiedad bajando sus niveles”, detalla el especialista.

La práctica deportiva permite beneficiarse de un mejor flujo sanguíneo, que se traduce en un efecto neuroprotector y libera sustancias como la dopamina, que da esa sensación de felicidad tan necesaria durante una crisis.

Desde el punto de vista psicológico, Padial recalcó que la actual crisis sanitaria creó un escenario de incertidumbre agravado por pérdidas -personales, laborales, económicas o de libertad- que se traducen en un ambiente de depresión.

“Hacer ejercicio libera estrés, ayuda a ser más resiliente, aumenta la capacidad de superar situaciones adversas y, a nivel cognitivo, mejora la calidad del sueño y el rendimiento”, destacó por su parte Jonatan Ruiz, investigador y profesor titular de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada (UGR). MV (Foto: Pixabay)