La felicidad de tu matrimonio podría depender de tus genes

La felicidad de tu matrimonio podría depender de tus genes

Contraer matrimonio es uno de los momentos más felices de las parejas, pues viene ligado a la ilusión de mantener una relación estable y amorosa por muchos años, pero ¿qué pasaría si te dijeran que lograr esto podría depender de tu genética? Así lo reveló un estudio de la Escuela de Salud Pública de Yale.

Suena a una completa locura, pero según los científicos encargados de este estudio que incluyó a 178 matrimonios entre 37 y 90 años, quienes dieron una muestra de saliva y completaron una encuesta de seguridad, apego y satisfacción conyugal, la clave de las relaciones duraderas y satisfactorias podría estar en un polimorfismo en el gen receptor de la oxitocina (OXTR).

Los resultados revelaron que las personas con el genotipo GG presentaban una mayor satisfacción y seguridad marital, además de manifestar un apego menos ansioso, algo muy favorecedor para la relación, pues la probabilidad de ser celosas e intrusivas se reduce en las personas con menor apego. En contraste, variaciones como AA y AG se encontraron en personas que tenían una empatía y sociabilidad más bajas, así como menor satisfacción conyugal.

Según los investigadores, esto demuestra que los sentimientos en las relaciones íntimas no sólo dependen de las experiencias vividas entre las parejas, también de sus predisposiciones genéticas. Afortunadamente no es necesario que los dos presenten el genotipo GG para exista satisfacción conyugal, pues se encontró que ambos cónyuges se veían beneficiados si únicamente uno de ellos contaba con él.

Aunque el estudio manifiesta una limitación ante la falta de diversidad racial y socioeconómica de la muestra, así como el hecho de que un miembro del matrimonio sufría de dolor crónico, los resultados no dejan de ser interesantes.

De hecho, no es la primera vez que se estudia los efectos de este polimorfismo, pues previamente se la había relacionado el genotipo GG con individuos con mayor empatía, sociabilidad y estabilidad emocional, lo cual daba como resultado mejores relaciones cercanas.

Sin duda, la ciencia cada día nos sorprende con sus estudios y revelaciones, sin embargo, el hecho de que la genética llegue a tener influencia en nuestro comportamiento y relaciones, no significa que sea el único elemento importante.

Las relaciones humanas, incluido el matrimonio, depende de diferentes factores y darle el valor a cada una es la verdadera clave para que sean exitosas y duraderas.

No olvides consultar la sección especial de Salud

Fuente: salud180
YS

Categoria: