Skip to main content
La forma de tu cuerpo influye en lo que cobras, según un nuevo estudio

La forma de tu cuerpo influye en lo que cobras, según un nuevo estudio

Los hombres bajos y las mujeres obesas ganan menos dinero al año que las personas más altas y delgadas. Según los autores, el hecho de que los hombres de poca estatura y las mujeres con obesidad ganen hasta 1.000 dólares menos al año (unos 853 euros) que los altos y delgados, es evidencia de una "prima de belleza" sospechosa desde hace mucho tiempo que sugiere que la atracción física tiene un mayor valor en el mercado laboral. Los investigadores, dirigidos por Suyong Song, de la Universidad de Iowa (EE. UU.), analizaron datos de 2.383 voluntarios, incluidos escaneos de cuerpo completo e información sobre los ingresos familiares y el género de los participantes.

Una relación significativa entre la apariencia física y los ingresos

El examen de los datos reveló que en los hombres que ganaban más de 70.000 dólares al año (unos 60.000 euros), un aumento de un centímetro en la altura valía 1.000 dólares de ingresos adicionales anuales.
Para las mujeres que ganaban la misma cantidad, cada disminución de un punto en el IMC (índice de masa corporal) equivalía también a unos 1.000 dólares adicionales por año en sueldo, según los expertos, que publican su estudio en la revista PloS One, reseña muyinteresante

Los autores dicen que esto muestra la importancia de medir con precisión las formas corporales cuando se trata de crear políticas públicas para mitigar la discriminación y los prejuicios. "Nuestros hallazgos también destacan la importancia de medir correctamente las formas corporales para proporcionar políticas públicas adecuadas para mejorar la atención médica y mitigar la discriminación y los prejuicios en el mercado laboral", explican los investigadores.

Limitaciones del estudio

Existen limitaciones en esta investigación, ya que el conjunto de datos solo incluyó los ingresos familiares en lugar de los ingresos individuales, por lo que otros factores podrían influir en la disparidad de ganancias. YS (Foto: Pixabay)