La isla australiana Kangaroo, un "oasis" sin la letal clamidia para koalas

La isla australiana Kangaroo, un "oasis" sin la letal clamidia para koalas

La isla Kangaroo, el tercer territorio insular más grande de Australia, situado a 112 kilómetros al suroeste de Adelaida, es un "oasis" para los koalas, ya que su población está libre de la letal clamidia.

Un estudio liderado por la Universidad de Adelaida encontró que los koalas de Kangaroo no han contraído esta enfermedad que afecta a las poblaciones de estos marsupiales en los estados de Queensland y Nueva Gales del Sur, en el noreste del país.

En estas zonas, las poblaciones de koalas se han visto diezmadas por la enfermedad, que les provoca lesiones en los genitales y los ojos, les causa infertilidad y ceguera, y los consume lentamente hasta la muerte.

"El impacto de la clamidia en las poblaciones de koalas de Queensland y Nueva Gales del Sur es devastador. Hay altos niveles de enfermedad severa y muerte, así como infertilidad generalizada", dijo una de las investigadoras, Jessica Fabijan, en un comunicado de la universidad.

La investigadora recalcó que el hecho de que los koalas de Kangaroo -isla de 4.416 kilómetros cuadrados de playas de arena blanca, dunas, bosques de eucaliptos y acantilados- no tengan clamidia supone "un seguro para el futuro de la especie".

"Puede que necesitemos a los koalas de la isla Kangaroo para repoblar otras poblaciones en declive", añadió Fabijan.

La investigación, en la que participó el gobierno del estado de Australia del Sur, analizó 75 koalas capturados en la cordillera de Mount Lofty, al este de Adelaida, la capital estatal, y otros 170 de Kangaroo, además de 13.000 datos veterinarios recolectados durante 22 años.

El estudio reveló que un 46,7 por ciento de los koalas de Mount Lofty dio positivo por clamidia, aunque no mostraban signos de la enfermedad, mientras que todos los ejemplares de la isla Kangaroo no la habían contraído.

Tampoco se encontró rastró de la enfermedad en los datos recogidos en Kangaroo desde la década de 1990.

Los investigadores ahora intentarán entender porqué la clamidia es más severa en el noreste que en el sur de Australia, donde se teme por la desaparición de estos marsupiales, amenazados también por el cambio climático, la tala de árboles y la urbanización.

En el sur de Australia las poblaciones de koala han aumentado en los últimos años, con unos 50.000 ejemplares en la isla Kangaroo y otros 150.000 en Mount Lofty.

EFE / EB

Categoria: