Skip to main content
La OMS registra más de mil casos de viruela del mono en 29 países

La OMS registra más de mil casos de viruela del mono en 29 países

La Organización Mundial de la Salud ha recibido notificaciones de más de mil casos de viruela del mono en 29 países fuera de África.  

"El riesgo de que la viruela del mono se establezca en países no endémicos es real. La OMS está especialmente preocupada por los riesgos de este virus para los grupos vulnerables, incluidos los niños y las mujeres embarazadas", explicó el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la Organización.

"Este escenario puede evitarse. Pedimos a los países afectados que hagan un esfuerzo por identificar todos los casos y contactos para controlar este brote y frenar su propagación", declaró.

Vacunación selectiva

La OMS está evaluando las vacunas disponibles contra la viruela del mono para distribuirlas entre las personas de riesgo. Con más de mil casos notificados fuera de África, ya se ha producido transmisión comunitaria.

Los casos se siguen dando predominantemente entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, aunque se han registrado casos en mujeres.

“Hay antivirales y vacunas aprobadas para la viruela del mono, pero su suministro es limitado. La OMS está desarrollando un mecanismo de coordinación para la distribución de suministros basado en las necesidades de salud pública y en la equidad”, añadió Tedros

La agencia de la ONU no recomienda la vacunación masiva contra la viruela del mono. En los pocos lugares en los que se dispone de vacunas, se están utilizando para proteger a quienes pueden estar expuestos, como los trabajadores sanitarios y el personal de laboratorio.

Algunos países, dijo Tedros, pueden considerar la vacunación posterior a la exposición, idealmente dentro de los cuatro días siguientes a la misma, para los contactos cercanos de mayor riesgo, como las parejas sexuales, los miembros de la familia que viven en el mismo hogar y los trabajadores sanitarios.

Además de las vacunas específicas, también son eficaces las que se diseñaron contra la viruela, un virus relacionado y más peligroso que el mundo erradicó en 1980.

La OMS está en contacto con los países, para saber cuántas tienen disponibles, y con los fabricantes.

"Tenemos distintas generaciones de vacunas y la cantidad de cada una varía. También estamos viendo si han sido probadas, ya que se necesita verificar regularmente su potencia", explicó la directora de Epidemias y Pandemias, Sylvie Briand. “Las dosis de vacunas contra la viruela son suficientes para las necesidades actuales, pero anticipamos que necesitaremos más si esto continúa propagándose”, añadió, insistiendo en la importancia de “prevenir la amplificación de casos” y que se usen las herramientas disponibles, reduciendo los contactos estrechos para que no haya más.

Contagio por contacto estrecho

Rosamund Lewis, directora técnica de la OMS para la viruela del mono, dijo que el "contacto interpersonal estrecho" es la principal forma de propagación de la viruela del mono. "Cara a cara, piel a piel. Otros modos de transmisión pueden ser a través de las erupciones en la piel, en los ojos, en la boca y en las mucosas alrededor del área genital”, precisó.

Aún no se conoce del todo el riesgo de transmisión por aerosol. La OMS recomienda que el personal sanitario que atiende a los pacientes con viruela del mono lleve una mascarilla. “Claramente, en centros médicos, si se hacen procedimientos que generen aerosoles, esto contribuye a transmisión por aerosoles", sostuvo Lewis.

"Otra posibilidad es lo que llamamos fómites. Materiales como toallas, ropa de cama… que se contaminan. Es posible que alguien inhale partículas (del virus) al manipular sábanas contaminadas".

El virus en África

El doctor Tedros lamentó que esta enfermedad esté recibiendo atención sólo cuando ha salido de África.

En lo que va de año se han producido más de 1400 casos sospechosos de viruela del mono en África, y 66 muertes. “Este virus lleva décadas circulando y matando en África. Es un desafortunado reflejo del mundo en el que vivimos que la comunidad internacional sólo preste atención a la viruela del mono porque ha aparecido en países de altos ingresos”, dijo Tedros. “Las comunidades que viven cada día con la amenaza de este virus merecen la misma preocupación, la misma atención y el mismo acceso a herramientas para protegerse”.

Hepatitis en niños

La OMS también sigue vigilando los informes de hepatitis de causa desconocida en niños.  Ya se han notificado más de 700 casos probables procedentes de 34 países, y se están investigando otros 112 casos.

Al menos 38 de estos niños han necesitado trasplantes de hígado, y 10 han muerto.

Hasta ahora, los cinco virus que suelen causar hepatitis no se han detectado en ninguno de estos casos.

La OMS recibe cada año informes sobre hepatitis inexplicables en niños, pero algunos países han indicado que las tasas que están observando están por encima de lo esperado.

La pandemia de COVID-19 no ha terminado

La viruela del mono ha desplazado la atención mediática del COVID-19, pero el director de la OMS insistió en que la pandemia no ha terminado y pidió precaución.

A nivel mundial, el número de casos y muertes por COVID-19 sigue disminuyendo.

Durante la semana del 30 de mayo al 5 de junio de 2022, se notificaron más de tres millones de casos, lo que supone un descenso del 12% respecto a la semana anterior. El número de nuevas muertes semanales también sigue disminuyendo, con más de 7600 víctimas mortales notificadas, lo que supone un descenso del 22%.

A nivel regional, el número de nuevos casos semanales aumentó un 19% en la región del Mediterráneo Oriental (21.000 casos) y un 1% en la región de Asia Sudoriental (casi 51.000 contagios), mientras que disminuyó en las otras cuatro regiones de la OMS. En América, la región con más casos en cifras absolutas (1,1 millones), la bajada fue del 1 %, mientras que en Asia-Pacífico (un millón de contagios) el descenso fue del 19 %, y en Europa (744.000) del 18 %.

“Se trata claramente de una tendencia muy alentadora -el aumento de las tasas de vacunación está salvando vidas-, pero la OMS sigue pidiendo precaución”, insistió Tedros. “A nivel mundial, no hay suficientes pruebas, ni suficiente vacunación”.  

Casi 18 meses después de la administración de la primera vacuna, 68 países aún no han alcanzado una cobertura del 40%.  El suministro de vacunas es ahora suficiente, pero falta la demanda en muchos países con las tasas de vacunación más bajas. La OMS y sus socios están colaborando con los países para impulsar la aceptación de la vacuna, llevándola a las comunidades mediante unidades móviles, campañas puerta a puerta y la movilización de los líderes comunitarios.

“La percepción de que la pandemia ha terminado es comprensible, pero errónea. En cualquier momento puede surgir una nueva variante aún más peligrosa, y un gran número de personas sigue sin protección”, concluyó. Noticias ONU/ YS (Foto: ONU)