La vida se para en Moscú y en toda Rusia entra en un megapuente sanitario

La vida se para en Moscú y en toda Rusia entra en un megapuente sanitario

La vida se ha congelado a partir de hoy en la capital rusa por las medidas para luchar contra el coronavirus y toda Rusia ha entrado en el megapuente sanitario de nueve días decretado por el presidente, Vladímir Putin, para ralentizar de propagación de la COVID-19.

La soledad de la Plaza Roja

El corazón de Moscú, la Plaza Roja, presentaba esta mañana un panorama nunca antes visto: la enorme explanada adoquinada junto al Kremlin, habitualmente colmada de turistas nacionales y extranjeros, estaba prácticamente desierta.

Cuatro o cinco policías uniformados y uno que otro agente de civil vigilaban la principal plaza del país que de momento aún se prepara para albergar la parada militar con motivo del 75º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, que se recuerda el próximo 9 de mayo.

El mismo panorama exhibían los Jardines de Alejandro, a los pies de la muralla oeste del Kremlin, donde la guardia de honor junto a la llama eterna de la Tumba del soldado desconocido no tenía espectadores.

El comercio, cierre casi total

Los comercios exclusivos de GUM, los grandes almacenes situados frente al Mausoleo de Lenin, y de la calle Tverskaya (la antigua Gorki), como todas las tiendas que no sean de alimentos y artículos de primera necesidad, permanecen cerrados y así lo estarán al menos hasta el 5 de abril.

Restaurantes, cines, discotecas y grandes centros comerciales también han tenido que echar el cierre.

En el mercado Rizhski, un hervidero de gente los sábados por la mañana, los compradores brillaban por su ausencia y los dependiente de los puestos mataban el tiempo conversando.

"Lo que perdemos en ventas, lo ganamos en salud. Mucha gente ahora es un peligro", dijo a Efe Rafik, un vendedor de frutas.

Asegura que sus clientes habituales le hacen los pedidos por teléfono y una vez que los tiene preparados les avisa para que vengan a recogerlos.

"No tienen ni que bajarse del coche; les llevo las bolsas al aparcamiento", dice Rafik.

El metro, cada vez menos pasajeros

En el metro de Moscú, el principal medio de transporte de la capital, es notoria la disminución de pasajeros y también el incremento de uso de mascarillas, agotadas ya en las farmacias.

"Por disposición del alcalde de Moscú todas las personas mayores de 65 años o con enfermedades crónicas deben permanecer sus domicilios y pueden salir a la calle solo en caso de extrema necesidad", recuerdan los altavoces del metro a su usuarios.

Pero, pese a las advertencias de las autoridades, en las calles se observa gente mayor.

Llamamientos a la responsabilidad

"Esto no es una fiesta, sino una medida clave en la lucha contra la propagación de la infección causada por el nuevo coronavirus", advirtió este sábado el alcalde moscovita, Serguéi Sobianin, quien instó a los ciudadanos a confinarse hoy y los próximos ocho días en sus apartamentos o en las "dachas", casas de campo.

En su blog, Sobianin pidió a los ciudadanos que no salgan a la calle si no es imprescindible.

"Hoy, de cada uno de nosotros depende, literalmente, la vida de mucha gente. Por favor, quedaos en casa", insistió.

En las últimas 24 horas en Rusia se diagnosticaron 228 casos de COVID-19, con lo que el total de enfermos asciende a 1.264, de ellos 817 en Moscú.

De acuerdo con los datos oficiales, desde que en el país se registró el primer caso han fallecido por coronavirus cuatro personas, todas ellas en Moscú.

El gobierno asegura que se producirán los test necesarios

El ministro de Sanidad de Rusia, Mijaíl Murashko, aseguró hoy a la prensa de que el país cuenta con las capacidades para producir en cantidades suficientes los test para detectar en nuevo coronavirus.

"Una compañía está produciendo 50.000 test diarios. Ayer otra compañía recibió la certificación (...) y va a producir 300.000 test diarios", dijo el ministro.

Por su parte, el gabinete de crisis creado por el Gobierno para luchar contra la propagación de la COVID-19 informó en su página web de que en la ciudad de Novosibirsk (Siberia Occidental) ha sido patentado un nuevo sistema de test para detectar el nuevo coronavirus, que da el resultado del análisis en 90 minutos.

"Los test tienen una sensibilidad muy alta, -10 a la segunda potencia", señala el comunicado, que añade que a partir del próximo lunes se comenzarán a producir 1.000 kits semanales, cada uno de ellos para 100 análisis. EFE

IR

Categoria: