Lavarte las manos te puede salvar la vida

Lavarte las manos te puede salvar la vida

Lavarse las manos es un hábito saludable ya que en ellas podríamos tener muchos gérmenes.

El lavado de manos puede prevenir y reducir infecciones. Algunas de las enfermedades que se pueden prevenir son la diarrea, la neumonía, infecciones de la piel, infecciones en los ojos y parásitos intestinales.

¿Cómo lavarse las manos?

Lavarse las manos frecuentemente es una de las mejores maneras de evitar enfermarse y contagiar enfermedades. Infórmate acerca de cuándo y cómo lavarte las manos adecuadamente.

En general, lo mejor es lavarse las manos con agua y jabón.

Toma estas medidas:

- Mójate las manos con agua corriente (fría o tibia).
- Aplica jabón líquido, sólido o en polvo en la mano (formando un hueco).
- Enjabónate bien.
- Refriégate las manos vigorosamente, palma con palma, durante, al menos, 20 segundos. Recuerda refregar todas las superficies, incluso la parte posterior de las manos, las muñecas, los espacios entre los dedos y debajo de las uñas.
- Enjuágate bien.
- Sécate las manos con una toalla limpia.
- Usa la toalla para cerrar el grifo.

Siempre lávate las manos antes de:

- Preparar comidas o comer
- Tratar heridas o cuidar a una persona enferma
- Colocar o quitar lentes de contacto
- Siempre lávate las manos después de:

Preparar alimentos

- Ir al baño o cambiar pañales
- Tocar animales, su alimento o sus desechos
- Sonarte la nariz, toser o estornudar
- Tratar heridas o cuidar a una persona enferma
- Manipular residuos
- Además, lávate las manos cuando estén visiblemente sucias.

Lavarse las manos ofrece muchos beneficios en cuanto a la prevención de enfermedades. Adoptar este hábito puede ser fundamental en la protección de tu salud.

EA

Categoria: