Skip to main content
A los 75 años, Joan MacDonald es una referencia del fitness. Foto: Instagram

A los 75 años, Joan MacDonald es una referencia del fitness

La influencer del mundo del fitness no siempre se vio como una culturista. A los 71 años, pesaba 90 kilos, tenía problemas renales y la presión alta. También estaba tomando medicamentos para el colesterol y la gastritis. Su médico le indicó duplicar las dosis.

Su hija, Michelle, arrinconó a MacDonald sin rodeos. “¡Vas a terminar como lo hizo tu madre en un hogar de ancianos!”, le advirtió. “Y la gente va a tener que cuidarte. ¿Quieres eso?”. “Por supuesto que no lo quería”, recuerda MacDonald. “Estaba harta de estar enferma y cansada”.

Los pensamientos se arremolinaron durante dos semanas. El ultimátum de su hija la motivó a dar un giro radical en su estilo de vida. Joan pensaba: “Quiero ganarme la admiración de Michelle. Es decir, ella me ama, pero se puede amar a una persona sin siquiera gustarle”.

Dejó su casa en Ontario, Canadá, para vivir cerca de Michelle y su esposo, ambos preparadores físicos, en Tulum, México. La canadiense perdió más de 30 kilos y logró una transformación drástica y hoy es capaz de levantar pesas de 80 kilogramos mientras que al principio ni siquiera podía alzar cuatro kilos, cuenta Todo Noticias.

“Pensé que iba a ser difícil. Realmente empecé de abajo, de la nada”, rememora Joan. Por las mañanas, poco después de despertarse, iba al gimnasio y se quedaba unas cuantas horas. No hubo magia, sino determinación y motivación.

“Como cinco comidas al día y cada una tiene unos 30 gramos de proteína, un poco de almidón, verduras y grasas saludables. Actualmente, consumo unas 1700 calorías al día y entreno con pesas cinco veces a la semana. Así es como viví los últimos cuatro años y medio y no voy a volver a ser como era”, asegura MacDonald, que nació el 30 de marzo de 1946.

“Si me despertase todos los días esperando ver grandes cambios, viviría muy decepcionada. Marcarme objetivos fue clave para cumplirlos”, indica.

Nunca es tarde

“Existe la idea errónea de que las personas mayores de 65 años no pueden producir hipertrofia (crecimiento) del músculo”, dice Mark Peterson, profesor asociado de medicina física y rehabilitación en la Universidad de Michigan. “El músculo es un tejido que puede adaptarse con estímulos”. La clave es consultar con un médico primero, y comenzar de a poco.

“Cuando comencé, nunca creí que llegaría hasta aquí. Yo sólo quería recuperar mi salud y dejar los medicamentos. Espero que todos sigan eligiendo crecer y atreverse a soñar otra vez”, explica MacDonald, que ahora se dedica a compartir en Instagram y YouTube sus rutinas, fotografías y su día a día para tratar de motivar a otras personas. “Mi cuerpo está donde quiere estar”, resume.

MacDonald celebró su cumpleaños número 75 este año desafiándose en una tirolesa. Por supuesto, hubo un ajuste emocional para adaptarse a una nueva forma física. Ahora es más extrovertida, más feliz y vive con menos enojo.

“Todavía tengo que llegar a un acuerdo conmigo misma, si bien he cambiado mucho. La gente dice: ‘¡Tienes que aprender a amarte a ti misma!’ Cuando empiezas, dices: ‘¿Qué hay que amar?’ Así es como me sentí. Pero ahora puedo mirarme en el espejo y no girar la cabeza”. MV (Foto: Instagram)