Mujeres: 4 formas de hacerte dueña de tu sexualidad

La Doctora Emily Morse, sexóloga de Hustler TV, relata que durante décadas, las mujeres se han visto atrapadas en un purgatorio de placer: Ser o no ser (sexual). Recibimos mensajes contradictorios: se nos dice que seamos sexys, incluso que tengamos relaciones sexuales, pero a menudo nos sentimos avergonzadas de nuestra expresión sexual.

Es de todos conocido que la sociedad nos ha “sobresexualizado”, mientras que se niega a dejarnos tomar la propiedad de nuestra sexualidad. Lo curioso es que nunca ha sido la potestad de nadie el darnos o quitarnos ese derecho. Las mujeres siempre han sido seres sexuales que pueden disfrutar el sexo y experimentar placer, y no necesitan permiso o aprobación de nadie para hacerlo. Chicas les tengo una noticia de última hora: solo ustedes son dueñas de su naturaleza sexual. Ustedes son el participante más importante en su propia vida sexual, son los amos de su placer sexual, y se deben a ustedes mismas el comprender lo que eso significa.

En primer lugar, es necesario considerarse a sí mismo como un ser sexual, esto significa filtrar todas tus nociones preconcebidas de cómo se "supone que seas" y averiguar quién realmente eres. ¿Que te motiva? ¿Cómo experimentas el placer? Y ¿qué puedes hacer para experimentar más?

Una vez que has hecho un examen de conciencia sexual, es el momento de aceptarte a ti misma como la diosa del sexo que eres. No importa lo que te excite o la forma en que lo logres, es importante reconocer que estás a cargo de tu destino sexual. Tú controlas cómo explorarlo y cómo experimentarlo.

El paso final para ser dueña de tu sexualidad es dejar de avergonzarte de ella y empezar a expresarla. Está bien que te guste el sexo y que disfrutes de tenerlo, siempre y cuando lo estás haciendo para ti. Tú tienes el derecho inalienable al placer, y nadie te lo puede quitar.

Al final del día, la única persona que puede despertar tu diosa del sexo interior eres tú misma, así que aquí van cuatro consejos para ayudarte en tu viaje hacia el despertar sexual:

Toma tu placer en tus propias manos

El cuerpo de la mujer está constituido de un fuerte cableado para el placer sexual. Hay partes de ti que tienen un propósito único: Hacerte sentir impresionantemente satisfecha. Así que cuando te digo que tomes el placer en tus propias manos, estoy siendo 100% literal. Deja que tus dedos hagan el trabajo.

Las investigaciones científicas demuestran que las mujeres que se masturban con frecuencia son sexualmente más seguras de sí mismas y tienen una vida sexual más satisfactoria, demostrando que si quieres algo bien hecho, absolutamente debes entrar allí y hacerlo tú misma. Una vez que sabes que tienes la fórmula para un gran solo de sexo, puede dejar de depender de alguien para alcanzar el placer. Y oye, si tu pareja puede participar activamente en el proceso, solo así podrías mantener a esa persona cerca.

Piensa fuera de la Caja del Sexo

Nada más salir de tu zona de confort en cualquier aspecto de tu vida, inevitablemente, conduce a un crecimiento personal, y tu vida sexual no es la excepción. Fuera de tu segura cajita sexual existe un verdadero bufé de placer, ¿cómo es posible saber cuál es tu sabor favorito si solo has probado una o dos muestras?

El proceso de descubrimiento sexual implica complacerse con una gran variedad de nuevas experiencias y explorar perfiles de sabor completamente nuevos. Puede que no te guste cada cosa nueva que pruebes, y eso es perfectamente normal. Si estas aventuras te hacen abrirte a nuevas sensaciones sexys o te conducen a un fuego recién descubierta para tus viejos favoritos, aprenderás lo que eres y lo que te gusta en el proceso.

Pide lo que quieres

Una vez que hayas descubierto lo que realmente necesita tu diosa sexual interior, es el momento para asegurarse de que esas necesidades sean satisfechas. A menos que tu pareja sea un experto en el arte de la percepción extra sensorial, la única manera de lograrlo es hablándolo claro. Piénsalo, has descubierto que tu placer es importante, pero tu pareja esta todavía completamente en la oscuridad sobre este aspecto. Así que te toca a ti arrojar algo de luz sobre el tema.

Si algo no está funcionando para ti, o hay algo por lo que has estado muriendo por probar, ahora es tu trabajo decírselo y MOSTRARLE cómo se hace. Demasiadas mujeres se mantienen al margen en lo que se refiere al placer sexual de su pareja y luego se quejan cuando no están contentas con dónde van a parar en este aspecto. Por suerte, tú has hecho tu tarea; ya sabes lo que quieres. Todo lo que hace falta son siete palabritas: "Ahora vamos a intentarlo de esta manera".

Lleva tus propios condones

Existe una perturbadora doble moral que mantiene a las mujeres en constante desventaja sexual: Nos animan, más de lo esperado, a tener relaciones sexuales regulares con los hombres, pero no se supone que debemos llevar a nuestros propios condones. Toma un momento para dejar que esa idea se asiente en tu mente. Ahora ignórala por completo.

Para aquellas de nosotras que disfrutamos del sexo (para nuestro propio placer, por supuesto), no hay absolutamente ninguna excusa para no estar preparada. Después de todo, ¿puedes realmente confiar en un hombre para tenga en cuenta tu seguridad sexual cuando la mayoría de ellos todavía piensan que el sexo gira todo entorno a ellos? No. Como la nueva propietaria de tu sexualidad, estás mas allá de eso. Ya sabes que tu placer y tu seguridad son tu responsabilidad, y los condones son la clave para tu disfrute erótico. Si alguna potencial pareja no está de acuerdo, ya no se necesita su servicio. Un montón de otros príncipes por ahí se sorprenderá gratamente de que tu lleves contigo tu propia zapatilla de cristal, y será feliz para mostrarte su aprecio durante toda la noche. Nota de prensa

Categoria: