No, no está muy ocupado, simplemente NO le interesas

No, no está muy ocupado, simplemente NO le interesas

Cuando alguien nos gusta, creemos que todo lo que hace o deja de hacer es una señal para nosotras.

Muchas veces dejamos pasar señales negativas que son extremadamente evidentes, pues nos resulta más fácil engañarnos a nosotras mismas justificando desplantes que aceptar la verdad, especialmente sucede cuando esa verdad que no se ajusta en nada a las fantasías que habíamos construido tan cuidadosamente en nuestra cabeza.

Todos contamos con la libertad de poder escoger a quien queremos darle prioridad en nuestra vida, elegir quien ocupará nuestros espacios, nuestro tiempo, y a quienes les dedicaremos nuestras atenciones, por lo que también harán lo mismo con nosotros, nos pondrán en el lugar de prioridad si quieren, a veces quien consideramos especial no nos considera de la misma manera y está bien, por más que nos duela debemos aceptarlo y lo más sano es dirigir nuestras energías en otra dirección.

No es una cuestión de género, y es común que tanto hombres y mujeres caigan ante el engaño de que le interesan a alguien que los ignora.

Al sentirnos atraídos por alguien que nos gusta mucho, lo primero que hacemos es ilusionarnos con ser correspondidos. En el afán de averiguar si la otra perssona está interesada en nosotros y buscando esa correspondencia empezamos a volvernos locos, nos llenamos de ansiedad tratando de descubrir si esa persona siente lo mismo y resulta cómico que la mayor parte de las veces las señales están en nuestras narices.

Cuando esperamos algo que en el fondo sabemos que puede que no pase, o peor , tenemos la seguridad no pasará, estamos desperdiciando tiempo y energías que podríamos direccionarlas buscando oportunidades que puedan resultarnos más beneficiosas. Enfocar toda nuestra concentración en que algo que no llegará nos quita capacidad de apreciación a otras posibilidades.

Existen varias actitudes que sirven de alerta, para darnos cuenta que alguien no está interesado en nosotros, solo es necesario estar atentos a esas señales para que no te ilusiones más de la cuenta y tampoco pierdas tu tiempo

Ahora está en ti la responsabilidad de saber interpretar esas señales, para bien o para mal.

Una pista bastante clara de que alguien no tiene interés en nosotros, resulta cuando enviamos cientos de mensajes y no recibimos respuesta, nos dejan en visto, no los lee o nos responde de manera cortante después de mil horas o inclusive días.
No tomar ésta actitud como una señal y sobre todo no aceptarla como postura de que la otra persona simplemente no tiene ganas de compartir con nosotros, nos crea falsas esperanza, insistir una y otra vez es un acto masoquista que nos genera ansiedad y nos terminará frustrando..

Por supuesto que esto nos produce una enorme tristeza, es totalmente natural sentirse triste si tu crush no te corresponde. Pero si lastimosamente la otra persona no pone de su parte, es necesario aceptarlo y seguir adelante.

De lo contrario, es posible entrar en un círculo vicioso en el que seguirás esperando la respuesta de esa persona y cada día que no se comunique solo aumentará tu angustia.

No te sientas mal, existen muchas otras personas que pueden estar interesadas en ti. Sólo tienes que darle una oportunidad al tiempo para que se alguien aparezca y que las cosas fluyan y no tengas que estar forzándolas.

Negarse a aceptar que esa persona no se siente el mismo interés que ti puede perjudicar mucho tu estabilidad emocional. Buscar excusas para justificar su indiferencia diciendo: “seguro está ocupado”,”tiene problemas” “está pensando en otras cosas”… Es una muy mala idea, pues en el fondo sabes que no es así .

Entonces deja de proyectar algo con una persona que solo te corresponde en tu imaginación, de idealizarla como el centro de tus fantasías; si las señales de su rechazo son tan claras, deja de perder tu tiempo y guarda ese interés para alguien que si lo aprecie.

A veces lo obvio no nos parece tan obvio cuando somos nosotros lo que desviamos la mirada sobre algo que salta a la vista de todos, si alguien quisiera estar contigo, lo estaría. Es así de simple y sencillo.

Si quisiera hablarte te buscaría, te llamaría, te mandaría mensajes.

Si quisiera salir contigo te invitaría. La excusa de “perdí tu número” con todos los avances que nos dan las redes sociales hoy en día , en donde existen mil y un maneras de contactarte es totalmente ridícula y por supuesto increíble.

Si sigues buscando justificativos y excusas para cada uno de sus desplantes, lo que estás haciendo es aferrarte a alguien a quien no le interesaste lo suficiente como para movilizarse y buscarte, y mucho menos para ponerte en primer lugar y establecer una relación.

Todos merecemos estar con alguien que quiera estar con nosotros también. Nadie merece estar esperando por una persona que de buenas a primeras ya se nota que no despertamos su atención. Eso de pensar “no es el momento” porque le pasa tal o cual cosa no es un argumento válido.

La vida es corta y demasiado buena como para pasarte los días detrás de alguien a quien no le interesas. Si alguien no desea estar contigo, bueno es problema suyo y así como también te habrá pasado que tu no deseaste estar con cierta persona, claro que cuando somos nosotros los rechazados es mucho más difícil aceptar como una situación normal.

Hacerte fantasías o tener falsas esperanzas sólo desembocará en enormes sentimientos de decepción y frustración.

Aprender a dejar que todo fluya de forma natural es esencial para olvidarse del rechazo y volver a sonreír y estar con la predisposición de conocer nuevas personas que nos harán sentir que vale la pena estar con nosotros… Así que es momento de olvidarse de esa persona y encontrar a alguien que sí desee y disfrute de tu compañía.

Fuente: Enamorando.me / EB

Categoria: