Skip to main content
Obesidad, cirugía bariátrica y sangrado genital anormal

Obesidad, cirugía bariátrica y sangrado genital anormal

El síndrome de Ovarios Poliquístico  tiene una incidencia entre un 11 y 28% en el mundo, sus características son hiperandrogenismo y anovulación. En las adolescentes puede presentarse como un desarrollo o menarquia tardía seguida de ciclos irregulares, en otras se presenta con ciclos regulares al inicio y luego se hacen irregulares junto a un aumento progresivo de peso.

El problema de la anovulación crónica es que expone al endometrio a estímulo continuo con estrógenos sin oposición, lo que aumenta el riesgo de padecer de hiperplasia endometrial y eventualmente cáncer de endometrio. Este riesgo se ve aumentado cuando estamos en presencia de obesidad, hiperandrogenismo e hiperinsulinismo.

 Al menos la mitad de las pacientes con Síndrome de Ovarios Poliquísticos son obesas. 50% de ellas suele tener Síndrome metabólico, hígado graso y resistencia a la insulina. Como consecuencia de estas alteraciones, son frecuentes los trastornos menstruales en estas pacientes, por lo cual, cuando se agota la asesoría nutricional y se decide realizar cirugía bariátrica, es muy importante el acompañamiento ginecológico.

Explica La Dra. Carmen Mantellini, Ginecobstetra “En primer lugar se debe descartar lesiones endometriales que hayan podido desarrollarse por el desequilibrio hormonal secundario a la anovulación crónica, lo segundo es establecer qué tratamiento se puede iniciar antes y después de la cirugía, a fin de minimizar el sangrado genital que complique la anemia esperada en estas pacientes, así como también, que no aumente aún más el riesgo de trombosis de las mismas”.

Se debe evitar el embarazo antes del primer año de la cirugía, aunque la Sociedad Europea de Reproducción Humana y embriología en un reciente metaanálisis, no es tan importante el tiempo transcurrido como el poder lograr una estabilización del peso de la paciente y una corrección adecuada de las deficiencias nutricionales antes de considerar embarazo.

¿Por qué? “El embarazo en estas pacientes aumenta el riesgo de nacimiento de niños de bajo peso, prematuros y aumenta igualmente las complicaciones ligadas a la diabetes gestacional y a la Hipertensión arterial” comenta Mantellini.

¿Qué debemos hacer?

Si los ciclos menstruales son poco frecuentes y sufres de obesidad, es importante diagnosticar y tratar a tiempo cualquier alteración endometrial. Si se considera una cirugía bariátrica como solución al problema, es muy importante el acompañamiento ginecológico. NP/ YS(Foto: NP)