¡Ojo! Señales de que estás compartiendo con una persona tóxica

¡Ojo! Señales de que estás compartiendo con una persona tóxica

Encontrarse con personas tóxicas en la vida parece ser una situación inevitable. Sin embargo, la clave está en aprender a reconocerlas y enfrentar sus actitudes.

“Si no tienes cuidado, las personas tóxicas pueden influir negativamente en tu forma de pensar, sentir y comportarte“, explica a la revista digital INC, la psicoterapeuta estadounidense Amy Morin, autora del libro “13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen”.

En este contexto, la especialista detalló 8 señales de que estás en presencia de una persona tóxica y cómo puede afectarte:

1. Pierdes los estribos

Ya sea que estés lidiando con un compañero de trabajo chismoso o una pareja controladora, la mayoría de las personas tóxicas pueden activar emociones fuertes.

Por este motivo, si no tienes cuidado, tu frustración puede convertirse fácilmente en ira. “Cuando un individuo tóxico saca lo peor de ti, puedes terminar sintiendo que no tienes el control sobre tus emociones“, advierte la psicoterapeuta.

2. Son un tema muy frecuente de conversación

Quejarte con tus amigos sobre tu pareja o criticar a un su jefe grosero con tus compañeros de trabajo, implica un gasto de tiempo y energía. “Hablar sobre la gente tóxica cuando no está ahí, les da más poder sobre tu vida“, reflexiona.

3. Tu autoestima se ve afectada

“Las personas tóxicas suelen ser groseras, insultantes y hasta degradantes“, plantea la psicoterapia.

Incluso, en ocasiones provocan que te sientas mal contigo mismo. No obstante, debes considerar que tu autoestima solo depende de ti y “no debería ser influenciada por nadie más”, enfatiza.

4. Sus límites no son saludables

Las tácticas agresivas y manipuladoras de una persona tóxica pueden dificultar el planteamiento de límites sanos en una relación.

Puede que las actitudes de ese individuo te sorprendan de mala manera o sus palabras te dejen sin aliento. De este modo, sin límites saludables, es imposible protegerse emocionalmente de su “toxicidad”.

5. Los culpas por tu comportamiento

“Si eres presa de la manipulación de una persona tóxica, podrías sentir la tentación de culparla por las decisiones que tomas. Sin embargo, echarle la culpa por lo que está pasando en tu vida es una clara señal de que tiene demasiado poder sobre ti“, reflexiona.

En este caso, la psicoterapueta aconseja aceptar la responsabilidad personal, y replantearte la manera en la que pasas tu tiempo y en quiénes lo inviertes.

6. Tus relaciones sufren

Gritarle a tus hijos para soltar la tensión o discutir con tus amigos después de lidiar con una persona tóxica, puede dañar seriamente tu entorno.

“Si no tienes cuidado, el comportamiento poco saludable de un individuo podría infiltrarse en tus otras relaciones y hacerles daño“, advierte Morin.

7. Te rebajas a su nivel

“Si ya empezaste a pensar: ‘Si no puedes con ellos, úneteles’, puedes empezar a comportarte de una manera que no va de acuerdo con tus valores. Rebajarte al nivel de una persona tóxica suele ser un último recurso, pero no es una estrategia efectiva de afrontamiento. A fin de cuentas, solo creará más caos en tu vida“, describe.

8. Te aterra pasar tiempo con esa persona

Si asistir a una fiesta o reunión con esa persona te produce “terror”, entonces podrías estar en presencia de un sujeto tóxico. Incluso si lo experimentas los días previos al evento.

“Esos sentimientos de miedo pueden consumir mucho de tu tiempo y energía”, concluye la especialista.

Biobiobio Chile

MV

Categoria: