Orina abundante en bebés, posibles causas

Orina abundante en bebés, posibles causas

La frecuencia con la que orina o el color del orine son solo algunos de los factores que pueden determinar si nuestro bebé sufre algún problema de salud. En este artículo vamos a profundizar aquellos casos en los que podemos encontrarnos una orina muy abundante o repetida. Así que si observas que tu hijo orina mucho, ten en cuenta que las causas pueden ser muy variadas.

Los bebés pueden llegar a hacer pis hasta 10 veces al día, aunque lo normal suele ser que los más pequeños orinen entre tres y cuatro veces al día. En general, cuando el bebé tiene una orina cuantiosa, poco oscura y regular, es signo de que se encuentra en buen estado de salud, que está bien hidratado y alimentado. Aun así, los padres deberán estar atentos a una excesiva producción de orina en el bebé porque puede ser una señal de que sufre algún tipo de afección.

Alta ingesta de agua

¿Te has fijado si tu bebé toma mucha agua? Puede ser algo completamente normal que orine abundantemente y varias veces al día si bebe grandes cantidades de agua a lo largo del día. De todos modos, también es algo de lo que debe hacerse seguimiento, pues algunas veces una sed exagerada puede deberse a un déficit en la hormona que regula el agua corporal, lo que provoca deshidratación. Esto se denomina diabetes insípida y la trataremos a continuación.

Diabetes

La diabetes mellitus se da en algunos casos en que los niños orinan mucho y, además esa orina contiene altos niveles de azúcar. Para saber si nuestro hijo sufre de esta enfermedad, tan solo deberán practicarle una analítica de sangre y orina.

Pero también existe otro tipo de diabetes relacionada con la orina: la diabetes insípida. En este caso la clave será descubrir si el bebé orina mucho porque ingiere grandes cantidades de agua o porque tiene mucha sed. Si es el segundo caso, posiblemente sea debido a que se deshidrata por motivos hormonales y el riñón deja escapar demasiada orina.

Obstrucción de las vías urinarias

Uno de los síntomas de la obstrucción de las vías urinarias del bebé puede provocar un aumento o disminución del flujo de orina, sumado a la necesidad de orinar por la noche. En este caso el tratamiento más usual se basa en medidas para tratar la causa de la obstrucción y para desbloquear la vía afectada.

Problema de riñones

También se puede dar una mayor cantidad de orina cuando existe algún tipo de insuficiencia renal crónica debida a diferentes causas, cuando los riñones son muy pequeños o se han desarrollado de forma deficiente, o en el caso de problemas raros de los riñones (como ocurre con las enfermedades tubulares).

Existen muchas otras razones por las que un bebé orina mucho. Lo más apropiado si detectas esta situación es acudir al pediatra de tu hijo lo antes posible. No te alarmes, recuerda que una orina abundante puede ser completamente normal.

Fuente: Eme de Mujer

RA

Categoria: