Orinar espumoso puede ser síntoma de una patología renal

Orinar espumoso puede ser síntoma de una patología renal

Muchas de las enfermedades renales pueden comenzar en edades muy tempranas de la niñez y pueden prevenirse en las distintas etapas de la vida. El riñón es un órgano fundamental para el funcionamiento y equilibrio del ser humano y es importante prevenir cualquier patología debido a que puede conllevar a la disminución de la calidad de vida e incluso la muerte.

Para ello es vital destacar que el riñón ayuda al organismo a estar en condiciones estable, manteniendo el equilibrio de la tensión arterial, del volumen, equilibrio ácido-base, equilibrio calcio-fósforo, el equilibrio del sodio-potasio a través del mecanismo de contra corriente, mantiene el nivel de la hemoglobina con la producción de la Eritropoyetina, entre otros.

Para evitar las enfermedades renales, se han desarrollado avances científicos que han repercutido en la evolución de la medicina, permitiendo estudiar, detectar y tratar patologías incluso en la etapa intrauterina, garantizado así la futura salud del ser a nacer.

El Dr. Alejandro Cisneros Colombo nefrólogo adscrito a Sanitas Venezuela explica que existen distintas causas que pueden llevar a una insuficiencia renal, hoy en día conocida como Enfermedad Renal Crónica. Algunas de las patologías que pueden comprometer la función renal son: hipertensión arterial, diabetes mellitus, litiasis renal, patologías oncológicas, pielonefritis crónicas secundaria por infecciones urinarias mal tratadas, enfermedades cardiovasculares, enfermedades hepáticas, procesos agudos como la deshidratación, quemaduras, rabdiomiolisis, entre otras.

Cuando progresa el compromiso de la función renal, hasta llegar a estadio V (depuración de creatinina por debajo de 15cc/min), el paciente necesitará ingresar a terapia de reemplazo renal, teniendo la opción en primera instancia la diálisis. Este procedimiento consiste en eliminar las toxinas del cuerpo, controlar el volumen y corregir el desbalance ácido básico y de electrolitos que el paciente presenta por el compromiso de la función renal.

Existen dos tipos de diálisis: la Diálisis Peritoneal y la Hemodiálisis. La primera consiste en utilizar el peritoneo para el intercambio de toxinas y la ventaja es que el paciente puede realizarlo en la tranquilidad de su hogar bajo la supervisión a distancia del médico nefrólogo a cargo del caso. Por su parte, en la Hemodiálisis el afectado debe asistir a un centro de diálisis tres veces por semana, manejado directamente por personal altamente calificado para realización de la misma.

Todo paciente con compromiso renal en estadio V también puede optar para un trasplante renal si su condición médica lo permite. El trasplante es una modalidad terapéutica sustitutiva donde el paciente recibe un riñón de un vivo o de cadáver. Para realizar este procedimiento, el paciente es evaluado según el protocolo de trasplante por un médico especialista quién seguirá su progreso luego de la intervención para garantizar su buena evolución. “Donar es brindar vida después de tu vida. Bríndate a la vida”, expresa el experto.

El Dr. Cisneros recomienda a las personas que presentan alguna patología crónica asistir semestralmente al profesional de la salud y a las personas sanas realizarse una evaluación de rutina anual de manera integral para descartar cualquier tipo de dolencia porque no solo puede tener compromiso renal sino de otros órganos llegando a poner en riesgo la vida. Concluye indicando que un diagnóstico a tiempo siempre trae soluciones a tiempo. NP Sanitas Venezuela

AJV

Categoria: