¿Pasas muchas horas sentada? Podrías desarrollar este síndrome

La mayoría de los trabajos de oficina nos obligan a estar sentadas durante largo rato. Según expertos, esto puede desarrollar problemas a largo plazo.

Uno de ellos es el Síndrome del Trasero Durmiente, y se refiere a tener una retaguardia floja.

Un trasero fuera de forma

A pesar de que su nombre es gracioso y podría recordarnos a un cuento de hadas, el Síndrome del Trasero Durmiente es una condición dolorosa para quien lo padece. Causa dolor en la parte baja del cuerpo, incluyendo la cadera, la espalda y las rodillas.

Además de que el sedentarismo y estar varias horas sobre una silla lo ocasionan, dormir en una posición incómoda para tu cuerpo también.

¿Cómo saber si lo tienes?

Si de un tiempo para acá has sentido un dolor considerable en las zonas que mencionamos, puedes comprobarlo de una manera muy sencilla.

Según Glamour Estados Unidos, el trasero plano es una señal de esto. Otro truco es contraer tus nalgas durante algunos segundos. Si te cuesta trabajo después de un rato, puede que tu retaguardia no esté en forma.

Lo bueno es que este problema no es mortal ni mucho menos. Al contrario, tiene soluciones fáciles:

Procura dormir de tu lado izquierdo para liberar tensión de tu espalda.

Cada que estés sentada durante un largo rato, como en el trabajo, levántate por intervalos de 1 o 2 horas y sal a caminar.

¡Ejercita la zona! Aprieta tus glúteos en periodos de 10 a 15 segundos. Procura hacerlo diario.

Fuente: ActitudFEM

PS

Categoria: