Pedro J. Torres: Dos estudios separados encuentran relación entre obesidad y enfermedades periodontales

Pedro J. Torres con la pintora Carmen Herrera. Aumentan las maneras de prevenir la obesidad

Desde que se inició el avance de la pandemia de obesidad que hoy se abate sobre las sociedades del mundo occidental, hace aproximadamente veinte años, un sinnúmero de estudios han ido relacionando el exceso de peso con una lista de patologías cada vez mayor; en este contexto, dos de las investigaciones más recientes han establecido una estrecha asociación de la obesidad infantil y juvenil con los problemas de salud bucal. La presente nota se comparte desde la Fundación Torres-Picón, enfocada hacia la prevención en salud de niños y jóvenes.

El primer trabajo, denominado Impacto de la obesidad en el movimiento dental ortodóntico en adolescentes: un estudio prospectivo de cohorte clínica, fue realizado por científicos del King's College London Dental Institute y publicado en el Journal of Dental Research el 23 de enero de este año. Este estudio, que se llevó a cabo entre el 2015 y el 2016 en una población de un millón de estudiantes del Reino Unido, de los cuales el 14% tenían sobrepeso y el 20% eran obesos, encontró que, antes de serles colocado un aparato de ortodoncia, estos estudiantes con exceso de peso tenían una mayor tendencia a desarrollar infecciones de la mucosa gingival y mayor movilidad de los dientes que los adolescentes con peso normal lo cual, sorprendentemente, aceleró el proceso de alineación de los dientes.

El segundo estudio, un meta-análisis sistemático efectuado por especialistas belgas y publicado en la Revista de la Academia Europea de Odontología Pediátrica el pasado 25 de febrero, determinó que existe una relación entre el exceso de peso y los problemas periodontales en niños y adolescentes de hasta dieciocho años. Este estudio se basó en el análisis de 769 artículos científicos, de los cuales fueron preseleccionados doce, que llenaban los requisitos para su inclusión en el estudio, y de éstos sólo siete formaron parte de la investigación.

La enfermedad periodontal, también conocida como piorrea, es una inflamación crónica de las encías y los tejidos que rodean y sostienen los dientes, generalmente causada por la acumulación de sarro y mala higiene dental; partículas de comida se alojan bajo los bordes de las encías y producen inflamación e infección en los alvéolos dentales, llegando a formarse abscesos y causando reabsorción del hueso, lo cual pone en riesgo la inserción de los dientes en los alvéolos, los cuales se aflojan y pueden perderse. Todo este proceso puede ser reversible si se realiza un diagnóstico temprano y se aplican las terapias correspondientes.

El vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón estima constructivo y de ayuda estar al tanto de los avances de la ciencia en cuanto al estudio de la obesidad, de sus secuelas y de los factores que la estimulan o provocan. “La obesidad mantiene hoy la característica de ser una epidemia global, así lo ha denunciado la Organización Mundial de la Salud (OMS), e involucra altos costos tanto en pérdida de vidas como en tratamientos.; sus daños derivados van de menores a graves. Por ello la prevención es clave”, refiere Pedro J. Torres.

Hay que evitar la automedicación y tomar muy en cuenta que los niños y niñas así como los jóvenes con sobrepeso u obesidad deben acudir a evaluación médica y control temprano, pues ello permite anticipar y tratar posibles complicaciones y males mayores futuros, agregó.

GF/EDC

Categoria: