Pedro J. Torres: Niños con mascotas tienen menos riesgo de alergias y obesidad infantil

Desde el arte y la cultura se apoyan las buenas prácticas en salud. Pedro J. Torres con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman

Las mascotas llenan muchas de las necesidades del ser humano, ofrecen fidelidad, compañía y hasta resguardo, son los mejores amigos y compañeros de juegos de los niños, y ahora, según apunta un estudio realizado en la Universidad de Alberta, Canadá, y publicado en el más reciente número la revista Microbiome, también protegen a sus pequeños compañeritos humanos de las alergias y de la obesidad infantil. Esta información es compartida desde la Fundación Torres-Picón, que trabaja en prevención de la obesidad y el sobrepeso en jóvenes y niños.

Señalan los investigadores que los niños que tienen mascotas desde pequeños presentan mayores niveles de dos tipos de microorganismos que han sido asociados a un menor riesgo de desarrollar obesidad o alergias, en comparación con los menores que no viven con mascota alguna.

Este estudio, llevado a cabo con bebés que vivían con mascotas, de las cuales el 70% eran perros, parece indicar que este efecto se deriva de una alteración en las bacterias intestinales o microbiota, la cual favorece al sistema inmune.

Ana Kozyrskyj, epidemióloga pediátrica y líder del equipo científico, señala que: “Hay una ventana de tiempo crítica cuando la inmunidad intestinal y los microbios se desarrollan conjuntamente y las interrupciones de este proceso producen cambios en la microbiota”.

Indica Kozyrskyj que al analizar muestras fecales de niños provenientes de un estudio realizado hace unos veinte años en Canadá, se observó que los niños que convivían con perros presentaban una menor incidencia de asma. La teoría tras el hallazgo apunta a que una exposición precoz a la suciedad y las bacterias presentes en las patas y el pelo de los perros estimula al sistema inmune en forma también precoz; sin embargo, los expertos no habían determinado si esto se produce en las bacterias de los perros o después de ser transmitidas a los humanos por contacto físico.

Para obtener resultados más concretos, los expertos ampliaron el rango del análisis a la exposición a mascotas desde bebés aún dentro del vientre materno hasta bebés de tres meses de nacidos, determinando la densidad de presencia de la bacteria Ruminococcus, relacionada con un menor riesgo de alergias infantiles, y de la bacteria Oscillospira, asociada a un menor riesgo de obesidad infantil. Los resultados demostraron que la presencia de ambas bacterias se duplicaba en aquellos niños que tenían una mascota en casa; en tal sentido, Kozyrskyj afirma que la presencia de la mascota influye indirectamente en la microbiota tanto durante el embarazo como en los primeros meses de vida del bebé. Señala la experta que esta protección se hace efectiva incluso si el perro está presente en casa al momento del nacimiento.

Según demostró el estudio, este incremento del sistema inmune se presenta incluso en casos en los que el niño es más sensible, como cuando el nacimiento se produce por cesárea, cuando se emplean antibióticos durante el parto o cuando el niño no es alimentado mediante lactancia materna.

Ana Kozyrskyj reitera que aún hacen falta más estudios para obtener pruebas concluyentes sobre este hallazgo, sin embargo cree bastante probable que en el futuro se logre la creación de un suplemento preventivo “al igual que ya se ha hecho con los probióticos”, el cual podría describirse como “un perro en una pastilla”.

Hacer ejercicio físico frecuente, llevar una alimentación saludable y en general eliminar de nuestra vida hábitos sedentarios o de ingesta de sustancias tóxicas y contraproducentes para el bienestar humano, es algo que todos podemos realizar, pero si además somos ayudados metabólicamente, desde adentro, la lucha contra la obesidad y el sobrepeso se simplificaría, y en este caso parece que las mascotas hacen su contribución, señala Pedro J. Torres, creador y directivo de la Fundación Torres-Picón, dedicada a promover la prevención de la obesidad infantil, así como la educación, la cultura y las artes como medios para la superación personal y colectiva.

GF/EDC

Categoria: