Pedro J. Torres: Obesidad de bebés relacionada a composición de leche materna

Pedro J. Torres promueve que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano.

En el pasado reciente, diversas investigaciones han confirmado que los bebés de madres obesas tienen una mayor propensión a desarrollar obesidad que los hijos de madres con peso adecuado, aunque el motivo exacto de esta relación no había podido ser esclarecido apropiadamente; pero un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad del Sur de California y publicado en el “American Journal of Clinical Nutrition”, indica que este hecho podría estar determinado por un componente de la leche materna, comparte el vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón.

Según Michael Goran, director del Centro de Investigación de la Obesidad Infantil en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, el equipo científico a su cargo ha identificado por primera vez una estrecha relación entre las variaciones de los hidratos de carbono complejos que forman parte de la leche materna, denominados oligosacáridos de leche humana (HMO) y las diferencias que presentan los bebés en su crecimiento y en el desarrollo de la obesidad infantil. Los oligosacáridos de la leche humana, presentes en forma natural en la leche materna, ejercen un rol fundamental en el desarrollo del sistema inmunológico del niño.

Esto representa un dato relevante a considerar por los profesionales de la salud y otros investigadores. Lo hemos encontrado en abc.es. Nuestra Fundación Torres-Picón acostumbra a compartir información seria, proveniente de buenas fuentes, con la finalidad de ampliar el conocimiento público que se tiene sobre todo cuanto contribuya a delinear nuevos procedimientos para la prevención en salud y especialmente para prevenir la obesidad infantil, señaló Pedro. J. Torres.

Investigaciones previas indicaron que la lactancia materna reduce el riesgo de prevalencia de la obesidad infantil y el sobrepeso en un promedio de 10% al ser comparado con la lactancia artificial con fórmula; sin embargo, el presente estudio apunta a que todo depende de la composición exacta de la leche materna en cada caso individual, la cual es la que determina las variaciones de peso que presentan tanto el bebé como la madre, incluso durante el embarazo, y en esto intervienen también otros factores, como por ejemplo la genética.

Lógicamente, la alimentación que recibe el bebé después del destete y, en general, sus relaciones con su medio ambiente tienen mucha influencia en el desarrollo o no de la obesidad y el sobrepeso; no obstante, este estudio demuestra que existe un factor “clave” en la alimentación del niño durante la etapa de la lactancia.

“En última instancia lo que nos gustaría ser capaces de determinar es identificar cuáles de los HMO son más importantes para la protección de la obesidad y usar esta información para fabricar suplementos que se puedan dar al niño junto con la lactancia materna, y añadirlos a las fórmulas infantiles”, expresó Goran, director del Centro de Investigación de la Obesidad Infantil en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California. uno de los voceros que hizo referencia a la investigación, haciendo énfasis en que las leches de fórmula maternizada que existen en la actualidad no contienen ningún tipo de HMO.

La Fundación Torres-Picón trabaja informativamente en el campo de la prevención en salud e impulsa las artes, la educación y la cultura, como herramientas válidas para el desarrollo y crecimiento personal de niños y jóvenes.

GF/EDC

Categoria: