Pedro Torres Cilberto: Científicos españoles determinan cómo la obesidad produce resistencia a la insulina

Pedro Torres Ciliberto en conversación con la pintora Carmen Herrera. Aumentan las maneras de prevenir la obesidad

Dos enfermedades que ya por separado son de considerable seriedad son la diabetes y la obesidad, sin embargo, es muy frecuente que en un mismo paciente a la una le siga la otra, dándose entonces lo que en los últimos tiempos se ha venido denominando “diabesidad”, un término creado por el doctor Paul Zimmet y colaboradores en el año 2001 y que define la estrecha relación que existe entre ambas enfermedades hasta el punto de convertirlas en una sola, elevando en forma alarmante el riesgo de padecer también enfermedades cardiovasculares. La diabesidad es la presencia de diabetes tipo 2 en personas obesas y aparece cuando la acumulación de grasa en el organismo daña los mecanismos por los cuales se produce y actúa la insulina, la hormona encargada de regular los niveles de azúcar en la sangre.

Pese a que esta relación es absolutamente evidente, hasta hace poco no se conocían con certeza los mecanismos por los cuales la obesidad causa la diabetes; no obstante, un estudio efectuado por científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem), en España, demostró recientemente que la obesidad modifica el metabolismo de la glucosa y de los lípidos en ratones, mediante cambios en el contenido de microRNAs presentes en la sangre.

El RNA, ácido ribonucleico, es una molécula que controla las etapas intermedias de la síntesis de las proteínas; en los organismos celulares, el ácido desoxirribonucleico, ADN, es el encargado de transmitir la información que determina la estructura de las proteínas, pero el ADN no puede hacerlo por sí solo, por lo que utiliza el ARN para transferir esta información vital.

Los microRNAs son unas moléculas capaces de regular la expresión de ciertos genes, y son secretadas por casi todas las células del organismo a través de los exosomas, estructuras microscópicas en forma de vesículas. Estas alteraciones se asocian con diversas enfermedades, entre ellas las enfermedades metabólicas, y son las causantes de la intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina.

La presente información se comparte dentro del eje de actividades de divulgación preventiva en salud llevadas a cabo por la organización y fundación Torres-Picón.

En este estudio los expertos utilizaron ratones modificados según un modelo de ratón diabético cuyo organismo se comporta siguiendo el patrón de este síndrome metabólico; al ser alimentados con una dieta de alto contenido en grasas, los ratones se vuelven intolerantes a la glucosa, tal como sucede en un estado pre diabético, presentan hígado graso y trastorno en el metabolismo de los lípidos.

Al transferir a ratones sanos el patrón de microRNAs asociado a la obesidad reproducido en el laboratorio, estos animales también presentaron el síndrome metabólico.

Estos resultados, publicados en la revista PNAS, demuestran que la obesidad altera el perfil del microRNAs en los exosomas del plasma en ratones; la importancia de estos hallazgos radica en que estas moléculas pueden ser utilizadas como biomarcadores para hacer diagnósticos más precisos de estas enfermedades, así como proporcionar una herramienta que facilite el monitoreo de las respuestas a las terapias y los medicamentos, lo cual representa una nueva gama de posibilidades en el tratamiento del síndrome metabólico.

Para Pedro Torres Ciliberto es fundamental el trabajo de los investigadores, pero igualmente es responsabilidad de los ciudadanos, las autoridades, los padres de familia y representantes, como de los maestros y profesores, mantenerse informados y al día en la materia. Muchos medios de comunicación, incluidas plantas de televisión, periódicos digitales y agencias informativas, están prestando su responsable y valioso apoyo alrededor del mundo a la tarea de prevenir la obesidad y sus secuelas; de ampliar información, de revelar nuevos horizontes para su tratamiento, finalizó.

GF/EDC

Categoria: