Pedro Torres Ciliberto: Comida de restaurantes tradicionales también puede producir obesidad

Desde el arte y la cultura se apoyan buenas prácticas en salud y se comparte preocupación por la obesidad. Pedro  Torres Ciliberto con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman

La “mala fama” de la comida chatarra no había alcanzado a la comida que se sirve en los restaurantes tradicionales, la cual se percibe como semejante a la comida casera y, por lo tanto, más sana que la comida rápida; no obstante, un estudio llevado a cabo recientemente ha encendido las alarmas a nivel global al revelar que, aparentemente, la comida de restaurantes tradicionales puede representar un riesgo para la salud incluso mayor que la comida chatarra, a causa de sus grandes raciones y a su gran carga calórica, la cual se ha revelado mucho mayor que la de la comida rápida.

Ya se ha hecho lugar común que la comida chatarra es en buena parte responsable de la crisis de obesidad que se ha venido extendiendo alrededor del mundo, y es cierto, la denominada comida chatarra o comida rápida incluye productos como sándwiches, hamburguesas, croissants, pizzas, pollo frito, helados y postres, entre otros, así como bebidas de alto contenido calórico, como los batidos azucarados y refrescos carbonatados. Se trata por lo general de alimentos muy procesados que pueden contener altos niveles de azúcares refinados, grasas saturadas, sal y aditivos. Por supuesto, consumir una que otra vez este tipo de alimentos no representa mayores riesgos para la salud, siempre y cuando se haga en forma muy ocasional y dentro del marco de una dieta por lo demás bien equilibrada, como la comida casera.

Un estudio internacional fue efectuado en restaurantes elegidos al azar en cinco países: China, Brasil, Finlandia, la India y Ghana, analizando el contenido calórico de sus menús y comparándolos con los ofrecidos en restaurantes tradicionales y locales de comida rápida de Estados Unidos.

Esta información es compartida en el marco del eje de actividades de divulgación preventiva en salud impulsadas por la organización y fundación Torres-Picón.

Según el informe publicado en la revista médica especializada British Medical Journal, en los restaurantes tradicionales, según el estudio, el 94% de los menús supera las 600 calorías, muy por encima del 72% registrado en los menús ofrecidos en lugares de comida rápida, porcentaje que por cierto es también bastante elevado; solo en los restaurantes chinos las cantidades calóricas medias eran inferiores a las de los restaurantes norteamericanos, en una proporción de 719 en China frente a 1088 en Estados Unidos.

Asimismo se determinó que, al contrario de lo que se creía hasta ahora, la comida rápida puede tener hasta un 33% menos calorías que la comida de los restaurantes tradicionales; esto no significa que la comida chatarra deje de ser inadecuada, que sí lo es, sino que sus efectos negativos sobre el organismo relacionados con el contenido calórico no son tan severos como los que produce la supuestamente menos dañina comida de restaurante.

Todo esto lleva a pensar que las campañas educativas planeadas para combatir la obesidad y el sobrepeso alertando sobre los riesgos para la salud que implica el consumo de comida chatarra, no deberían enfocarse solamente en ésta, sino que también deberían abarcar la comida de restaurante, y promover la comida casera, bien preparada y balanceada, así como el consumo de frutas y vegetales frescos y la ingesta de agua en lugar de refrescos, como la opción más saludable.

Pedro Torres Ciliberto, desde la organización y fundación familiar Torres-Picón, enfocada en la prevención en salud así como en la promoción del arte, la cultura y la educación en poblaciones infantiles y juveniles con menos recursos, al compartir esta información dijo que, en tanto la ciencia, los investigadores y los profesionales de la salud encuentran maneras más efectivas de controlar y disminuir el problema, debe seguirse promoviendo a la par del ejercicio físico frecuente y una dieta lo más saludable posible, el consumo frecuente de agua potable.

GF/EDC

Categoria: