Pedro Torres Ciliberto: Estudio indica que la obesidad afecta los niveles de testosterona y eleva el riesgo de mortalidad

Pedro Torres Ciliberto junto a la célebre activista internacional pro hábitos saludables Jane Fonda

El crecimiento de barba, la aparición del vello púbico, el desarrollo de los órganos genitales, el acelerado crecimiento de la talla y la evolución de la voz hacia un tono más grave son algunas de las características sexuales secundarias masculinas que comienzan a manifestarse a partir de la pubertad y marcan el momento en el que el jovencito comienza a convertirse en hombre. La aparición de estas características es inducida por la acción de los andrógenos u hormonas sexuales masculinas, principalmente la testosterona y la androsterona, secretadas por las células de Leydig en los testículos; la principal hormona sexual masculina, la testosterona, es también la responsable del desarrollo muscular y la formación de la contextura corporal característica del varón adulto, así como de la formación de espermatozoides en los testículos; explican los médicos y otros profesionales de la salud.

Sin embargo, hay una mala noticia para los hombres obesos: según un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos en Madrid, España, la obesidad reduce los niveles de testosterona, lo cual disminuye la calidad del esperma y eleva el riesgo de mortalidad.

Así lo informó la doctora Berniza Calderón, médica endocrinóloga y especialista en obesidad e infertilidad masculina, integrante del equipo de investigación del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) y formó parte de esta investigación en España; la experta señaló que según se determinó, más del 50% de los pacientes masculinos que sufren de obesidad moderada a severa, y cuyo Índice de Masa Corporal (IMC) es igual o superior a 35, presentan este problema.

Esta información es compartida en el marco del eje de actividades de divulgación preventiva en salud impulsadas por la organización y fundación Torres-Picón.

Para esta investigación, realizada entre los años 2013 y 2017, se seleccionó a un grupo de pacientes de entre 20 y 55 años de edad, con obesidad en grado dos y grado tres, es decir, con un IMC superior a 35. Señala la experta que diversos factores influyen en la producción del esperma, entre ellos los niveles de estrógenos, gonadotropinas, el balance energético y los micronutrientes.

Los resultados de los estudios del semen efectuados a los participantes de la citada investigación demostraron que en individuos masculinos obesos existe una menor producción de andrógenos y testosterona, lo cual a su vez provoca una merma en la calidad del líquido seminal.

“La obesidad es una enfermedad sistémica, progresiva que tiene efecto a todos los niveles y sistemas”, expresó Calderón, quien añadió que este problema se presenta en la misma forma en hombres de cualquier país o región del mundo.

El principal objetivo del estudio era identificar receptores y transportadores de lípidos en la membrana celular de los espermatozoides y determinar si había similitud entre los pacientes obesos y los individuos con peso normal o controlado.

“Logramos identificar por primera vez en los espermatozoides receptores y transportadores de grasa y, además, encontramos que en los pacientes obesos hay alteraciones cuando los comparamos con personas de peso normal”, explicó la especialista.

Es constructivo y de ayuda estar al tanto de los avances de la ciencia en cuanto al estudio de la obesidad y de los factores que la estimulan o provocan. “La obesidad mantiene hoy la característica de ser una epidemia global, así lo ha denunciado la Organización Mundial de la Salud (OMS), e involucra altos costos tanto en pérdida de vidas como en tratamientos. Por ello la prevención es clave y todos debemos prestar colaboración a dicho propósito", expresó Pedro Torres Cilliberto.

GF/EDC

Categoria: