Skip to main content
Por esta razón nunca debes tomar paracetamol si bebiste el día anterior. Foto: Pixabay

Por esta razón nunca debes tomar paracetamol si bebiste el día anterior

Para poder disminuir sus efectos del alcohol tras una noche de fiesta hay quienes acuden a algunos fármacos como el paracetamol. No obstante, la supuesta cura a los síntomas de la resaca, podría significar un daño mayor en la persona.

Primero, se debe tener en claro que la mayoría de alimentos que se consumen son procesadas por el hígado. La grasa de la carne y el alcohol, son parte del trabajo de este órgano que puede verse afectado por el exceso de estos. Y si le sumas paracetamol, el esfuerzo y la sobreexigencia podría ser doble.

El médico Julio Barrios puntualiza en que no recomienda este fármaco para tratar la resaca. “El paracetamol para la resaca no lo recomiendo porque, si bien es un analgésico, que maneja el dolor de cabeza por ejemplo después de una resaca, es de los antiinflamatorios que más afecta al hígado e incluso, en dosis muy altas o con el hígado dañado, podría ocasionar una hepatitis por medicamento”, señala Biobiochile.

“Lo que sí recomiendo, como secretos para curar la resaca, es, después de un trasnoche, tomar mucha agua, de dos a tres litros, comer algo nutritivo (frutas o verduras, con azúcares naturales) y finalmente prevenirla y no exceder el consumo de cosas que puedan provocarla”, sostiene el profesional.

En tanto, el médico de familia Moisés Robledo, le dice a El País que sugiere ibuprofeno o aspirina para las cefaleas derivadas del alto consumo de alcohol.

Síntomas habituales de la resaca

Usualmente estos comienzan cuando el alcohol en la sangre baja de manera importante hasta alcanzar, o casi alcanzar, cero grados. Por lo general, su efecto es máximo la mañana siguiente después de una noche de haber bebido mucho, explican desde Clínica Mayo.

El cuadro de síntomas incluyen:

-Fatiga y debilidad

-Sed excesiva y sequedad de boca

-Dolores musculares y dolores de cabeza

-Náuseas, vómitos y dolor estomacal

-Menos horas de sueño o sueño de mala calidad

-Aumento de la sensibilidad a la luz y al sonido

-Mareos o sensación de que la habitación gira

-Temblores

-Menor capacidad para concentrarte

-Alteraciones del estado de ánimo, como depresión, ansiedad e irritabilidad

-Latidos del corazón rápidos

Sin embargo, en algunos casos puede ocurrir una intoxicación por alcohol y generar síntomas más graves en las personas, por lo que debería ser atendida por personal especializado de la salud. Estos síntomas son:

-Confusión

-Vómitos

-Convulsiones

-Respiración lenta (menos de ocho respiraciones por minuto)

-Respiración irregular (una pausa de más de 10 segundos entre las respiraciones)

-Color de la piel azulada o pálida

-Temperatura corporal baja (hipotermia)

-Dificultad para mantenerse consciente

-Desmayo (pérdida del conocimiento) e imposibilidad para despertarla

Algunos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de resaca son beber con el estómago vacío, consumir otras drogas como la nicotina junto al alcohol, no dormir lo suficiente luego de ingerirlo, tener antecedentes familiares de alcoholismo (problema hereditario de cómo se procesa el alcohol), bebidas alcohólicas de colores más oscuras, ya que tienen mayores niveles de “congéneres”, sustancia que le dan sabor a la bebida alcohólica.