Skip to main content
¿Por qué el cáncer de mama es la primera causa de muerte en Venezuela ?

¿Por qué el cáncer de mama es la primera causa de muerte en Venezuela ?

El incremento de la mortalidad por cáncer de mama en Venezuela alarma a diversas instituciones dedicadas a visibilizar y trabajar para hacer frente a la situación que se ha ido “agravando” con el paso de los años en el país.

Ludmila Calvo, presidenta de Senosalud, organización sin fines de lucro que tiene como misión fomentar el diagnóstico precoz y brindar acompañamiento a las pacientes, explica que la gravedad del asunto se debe a que los hospitales públicos “adolecen de equipos y no hay mamógrafo que funcione para diagnosticar a la mujer”.

“No hay equipos de radioterapia, no hay quimioterapia y además no se cumplen los decretos de la OMS que dicen que cuando una mujer es diagnosticada con un cáncer de mama, máximo en 90 días debe empezar a hacerse su tratamiento, aquí puede pasar un año o más para que una mujer con cáncer de mama pueda ser atendida”, lamenta.

Calvo sostiene que el país está en retroceso y que se trata de un problema de salud pública. “Se nos están muriendo nuestras mujeres con cáncer de mama, no hay apoyo, no hay políticas públicas. La atención privada es excelente, pero muy costosa para mujeres de bajos recursos”, insiste.

Consultada por VOA, Calvo, quien también es paciente de cáncer de mama, afirma que es “indispensable” que se canalicen recursos, a través de organizaciones sin fines de lucro, para apoyar a las personas más vulnerables en el país.

“El Estado debería entregar los medicamentos a través del seguro social. Yo también paso por la misma situación. Lo anormal es la cantidad de mujeres que están falleciendo y que adolecen de sus medicamentos para poder atender la enfermedad”, expresó.

Hermel Rodríguez, presidenta de una fundación que lleva su nombre y que se dedica a brindar apoyo a diversas pacientes, es sobreviviente de un agresivo cáncer de mama; fue diagnosticada y tratada en 2013, cuando la situación en los hospitales públicos no era tan compleja.

“Ahora el diagnóstico tarda muchísimo. En comparación a cuando yo estuve ahora la situación es crítica y estamos luchando por tratar de ayudar a las pacientes que no tienen recursos para hacerse los estudios para superar esta patología”, afirma.

Rodríguez dice que le pediría al presidente Nicolás Maduro que le permita sentarse a conversar con él respecto a la situación que viven pacientes, no sólo de cáncer de mama, sino de diversas patologías.

Luisa Rodríguez, representante de la Fundación de Lucha Contra el Cáncer de Mama (Funcamama), destaca que “la falta de mantenimiento” de los equipos ha traído como consecuencia que, en los últimos 5 años, 22 unidades de radioterapia dispuestas para atender diversos tipos de cáncer han cerrado.

“El acceso a tratamiento y medicamentos de personas con cáncer continúa dependiendo de la capacidad de cada familia para poder costearlo, mínimo se necesita un promedio de 2.500 dólares”, expuso durante una conferencia de prensa.

María Alejandra Díaz tiene 45 años y es una de las 12 mujeres con cáncer de mama en Venezuela que, hace un año, recibieron medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por considerar que se encuentran en una situación de “gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos al no recibir atención medica necesaria para su tratamiento”.

“Aún en espera de que el gobierno me contacte vía telefónica, por mensaje o por correo. En esta espera de medicamentos y de llamada tuve una recaída de la enfermedad, actualmente estoy padeciendo de cáncer de hígado, pulmón y cáncer en los huesos. Ha sido un golpe fuerte”, narró en una conferencia de prensa.

“Hemos tenido que vender cosas para conseguir los medicamentos, para nadie es un secreto que el sistema de salud en Venezuela está muy deteriorado. Quiero ver crecer a mis hijos y tenemos que buscar opciones”, relató con la voz quebrada.

Según la Alianza Venezolana para la Salud, los centros oncológicos no garantizan quimioterapia a 140.000 pacientes con cáncer y las cirugías disminuyeron en un 80%.

La más reciente Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), indicó recientemente que los encuestado con algún problema de salud, un 46% de las personas encuestadas no acudió a ningún tipo de consulta “y se debió a que decidió automedicarse, o no tenía dinero para pagar el servicio, o no lo consideró”.

El estudio también halló que el 74% de la población acudió al sistema de salud público para atender su situación, mientras que sólo un 20% estuvo en capacidad de acudir a un centro privado.

El presidente Nicolás Maduro ha manifestado su “compromiso firme” por brindar “atención y protección” a las mujeres que luchan contra el cáncer de mama. VOA/ YS (Foto: VOA)