¿Por qué ir al “gym” no es tan saludable como piensas?

Hacer ejercicio es una práctica sana que te mantiene alejado de todo tipo de enfermedades, desde las cardiacas, diabetes hasta el sobrepeso y obesidad. Sin embargo, es muy importante dónde lo realizas, ya que de acuerdo con un estudio, ir al gimnasio podría ser contraproducente para tu salud.

En la investigación publicada en el Journal Building and Environment se detalla que el aire de los gimnasios es uno de los más contaminados, por lo que impacta directamente en tu salud.

También te puede interesar: Aprende a elegir el mejor gimnasio

¡Elige un lugar ventilado!

Los científicos de Holanda y Portugal detallan que los gimnasios que no cuentan con una buena ventilación albergan altas concentraciones de polvo, formaldehido y dióxido de carbono.

Todos estos contaminantes, que se encuentran en grandes cantidades en las esquinas y en lugares encerrados y llenos de gente, favorecen el desarrollo de ataques de asma, así como otros problemas respiratorios en las personas que realizan ejercicio.

Además reducen tu resistencia y generan más fatiga, debido a que el dióxido de carbono afecta el transporte de oxígeno en los glóbulos rojos.

Si en tu gimnasio detectas un olor a químicos (productos de limpieza), polvo o te sientes muy cansado, abre una ventana si es posible y visita al médico para descartar cualquier enfermedad.

Para reducir la exposición a los contaminantes e impulsar tu rendimiento físico, lo mejor es buscar un gimnasio que tenga un óptimo sistema de ventilación o de aire acondicionado limpio. Y tú, ¿cuidas que el lugar donde haces ejercicio esté limpio y cómodo?

Fuente: Enforma.salud LD

Categoria: